Divrigi, dos Patrimonios de la Humanidad en medio de Anatolia Central

Un cómodo trayecto en tren nos lleva desde Ankara hasta la pequeña población de Divrigi, en medio de la Anatolia Central. Viajar en un compartimento para dos personas, con litera, nevera y lavamanos, es viajar como un sultán.

Divrigi se encuentra en medio de una fértil valle y sus casas se encaraman por el pequeño cerro que domina la Ulu Cami y Darussifa, ambas Patrimonio de la Humanidad. Son la mezquita y el hospital, que datan del 1228, fundados por el emir local Ahmed Shah y su mujer Fatma Turan Melik. Un hospital para enfermos mentales que aprovechaba las virtudes del ruido del agua para calmar los pacientes. Mientras Europa estaba sometida a la oscuridad de la Inquisición y de la lucha contra la herejía, Oriente era la luz y la sabiduría.

Las puertas de acceso a la Ulu Cami y al hospital han sido declaradas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Son realmente impresionantes. Sobresalen preciosas formas de motivos florales, geométricos e inscripciones arábigos grabados en la piedra.

Son dignas de ver pero, por encontrarse la población alejada de las rutas turísticas, los únicos turistas que hay hoy en Divrigi somos nosotros dos. Por la forma en que nos mira la gente, parece que hace bastante tiempo que nadie más se ha dejado caer.

Por cierto, que la puerta fotografiada es la pequeña, la grande no cabia en el objetivo. Si quereis verla debereis ir vosotros mismos, pensad que una sola palabra basta para describirla: ¡¡espectacular!!

Divrigi, dos Patrimonios de la Humanidad en medio de Anatolia Central
Ayudanos a mejorar, valora la entrada!

Entradas relacionadas

Deja un comentario

trece + dieciocho =