Bagneres de Luchon y Valle de Lys, una escapada desde Vielha

A tan solo 35 km de Vielha, cruzando el célebre puerto del Portillón, se encuentra la elegante ciudad termal de Bagneres de Luchon, con sus parques y jardines y rodeada de las imponentes cumbres Pirenaicas. Su proximidad a Vielha y al Valle de Arán la convierten en una escapada ideal de un día a Francia.

Desde la ciudad de Bagneres de Luchon se accede fácilmente al idílico Valle de Lys, un precioso valle de un verde intenso rodeado de altas montañas, con el atractivo de poseer uno de los saltos de agua más altos de los Pirineos, la Cascada del Infierno. Con tanta naturaleza a su alrededor, en Bagneres de Luchon pueden practicarse multitud de actividades, como senderismo, barranquismo, esquí, parapente…

BAGNERES DE LUCHON, CIUDAD DEL AGUA

Iglésia en Bagneres de LuchonEl nombre de Luchon proviene de la diosa romana Ilixon, la diosa del agua. Y es que Luchon está definitivamente ligada al agua: agua que fluye en abundancia en las termas, torrentes, cascadas y lagos de alta montaña, accesibles desde el Valle de Lys.

Los romanos ya dejaron huella en las antiguas termas, aunque la historia de Luchon está ligada a la arquitectura que dejó la alta sociedad francesa, un estilo Belle Epoque con pintorescas villas, hoteles y casas señoriales, con un aire romántico y decadente de esos que nos gusta tanto pasear y fotografiar.

Nada más llegar nos topamos con el parque Quiconces, un frondoso parque con árboles centenarios, un lago, patos…

Una vez se acaba el parque nos encontramos las termas; las antiguas con sus esbeltos capiteles y las modernas. No las visitamos, pero leímos que disponen de un inmenso hammam natural bautizado como Vaporarium, donde las aguas termales que se filtran a través de la roca liberan un vapor que oscila entre 38 y 40 grados y terminan en una piscina de agua caliente termal a 30 grados.

El centro de Luchon lo compone una avenida comercial a la sombra de unas alamedas, con restaurantes y cafés al más puro estilo francés. Son las “Alamedas de Etigny”, el barón que dio a conocer la ciudad en los años 60 y que participó intensamente en su desarrollo.

Casa señorial en Bagneres de Luchon

Paseo de Bagneres de Luchon

Fuera de la temporada alta, la ciudad es extremadamente tranquila y tiene un aire decadente pero elegante, así que siempre aprovechamos para acabar la tarde dando un paseo y tomándonos un café noisette (un cortado) y una crèpe de chocolate en alguno de los cafés, un pequeño momento que parece transportarnos a otra época. Además la ciudad dispone de amplias actividades para hacer en família.

SUPERBAGNÈRES Y VALLE DE LYS

Bagneres de Luchon es famosa también por la estación de esquí Superbagnères, que a 1.860 metros de altitud nos brinda unas vistas sensacionales sobre la cadena montañosa pirenaica. Un telecabina conecta la misma ciudad de Luchon con las pistas de esquí en tan sólo 8 minutos en la estación de esquí ¡brutal! Aunque la intención es hablaros del precioso Valle de Lys, un bucólico valle a los pies de altas montañas que nos muestra siempre un verde intenso de vegetación alpina.

Río a su paso por el Valle de Lys

Cascada del Valle de Lys

Se accede por una buena carretera desde Luchon en dirección a la estación de Superbagnères, adentrándonos 9 km por el valle siguiendo el curso del río. El valle de Lys se cierra con las verticales paredes que conforman el circo de Cabrioules, donde caen las aguas de la Cascada del Infierno.

Esta altísima cascada, con sus 70 metros de altura, es una de las más altas del Pirineo y puede distinguirse como el paso del agua ha ido tallando la roca en una hendidura impresionante.

Para aprovechar la fuerza de esta caída de agua se ha construido una unidad hidráulica. Algunas personas quedan decepcionadas por su presencia, pero el lugar es tan impresionante que, a mí, apenas me molestó su presencia; lejos de ello, me impactó el cable que proporciona el acceso desde el fondo del valle hasta la parte superior de la tubería, que se eleva casi vertical y por el que los operarios han de subir.

En la pradera, antes de llegar a la Cascada del Infierno, hay un refugio y un restaurante. Desde aquí parten varias rutas de trekking de distintos niveles. Puede recorrerse el valle en un paseo suave de 4 km, pero también pueden realizarse trekkings desde 3 horas al lago Verde, lago Azul, lago Charles y lago Celinda.

Los más exigentes pueden preparar la ascensión al pico de Maupas, a 3.109 metros de altura.

Y si dispones de más tiempo, no dejes de visitar los cercanos pueblos de Saint Bertran de Cominges y Saint Beat, el primero de ellos considerado como uno de los pueblos más bellos de Francia!

Bagneres de Luchon y Valle de Lys, una escapada desde Vielha
5 (100%) 1 vote

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.