Baviera: De Múnich a Füssen en 5 días por la Ruta Romántica Sur

Lo que durante la época medieval fue una ruta comercial, ahora es una encantadora ruta por la Alemania histórica y con más carácter, que nos lleva a descubrir unos paisajes siempre verdes y pintorescos pueblecitos de la Baviera.

Desde los viñedos de Würzburg hasta las estribaciones de los Alpes y el Castillo del Rey Loco en Füssen, casi rozando la frontera con Austria, la Ruta Romántica (Romantische Strasse) se extiende 350 kilómetros en lo que es la ruta turística más popular de Alemania.

La Ruta Romántica puede realizarse en cualquier sentido, aunque lo más habitual es hacerlo de norte a sur para acabar con una de las perlas del viaje, el castillo Neuschwanstein o más conocido como el Castillo del Rey Loco, una construcción de ensueño que inspiró a Walt Disney para la creación del castillo de la Bella Durmiente.

Podrías pasar un mes explorando esta maravillosa región plagada de ciudades medievales amuralladas, con sus elegantes castillos fortificados, sus poderosas catedrales y sus preciosas iglesias góticas situadas en un entorno bucólico y siempre verde de bosques y montañas.

Pero si sólo dispones de 4 o 5 días como nosotros, aquí te mostramos nuestro itinerario en la Baviera, por la ruta sur de la Ruta Romántica, de Múnich a Füssen, con lo más bonito para visitar durante el camino y muchos consejos de viaje.

LA RUTA ROMÁNTICA SUR: DE MÚNICH A FÜSSEN POR LA BAVIERA

Alemania, Baviera

ITINERARIO POR LA BAVIERA

  • Día 1: Bcn-Múnich
  • Día 2: Múnich-Schongau-Rottenbuch-Füssen (129 km)
  • Día 3: Füssen
  • Día 4: Füssen-Linderhof-Oberammergau
  • Día 5: Oberammergau-Múnich
  • Día 6: Múnich-Bcn

Hay que decir que en nuestra ruta fuimos bastante relajados y nada agobiados. Si los horarios de vuelos son buenos y lleváis buena marcha, la ruta puede hacerse en 1 día menos. Por ejemplo, de Füssen a Múnich (la vuelta) hay tan sólo 170 km pasando por Oberamengau, con lo que el día 4 se podría visitar Linderhof y Oberamengau y hacer noche en Múnich, puesto que las carreteras son buenas.

Mapa de ruta por Baviera

DÍA 1 BCN-MÚNICH

Llegamos al aeropuerto de Múnich a media tarde, hicimos los trámites con la agencia Sixt para recoger el coche que habíamos alquilado por internet y nos fuimos directos al hotel. Dejamos la visita de la ciudad para el último día.

DÍA 2: EN RUTA HACIA LOS ALPES: MÚNICH-ROTTENBUCH-SCHONGAU-WIESKIRCHE-FÜSSEN

ABADÍA ROTTENBUCH (KLOSTER ROTTENBUCH)

Abadía Rotenbuch, Baviera
LA ABADÍA ROTENBUCH DESDE LA CARRETERA
Abadia Rottenbuch en Baviera
INTERIOR DE LA ABADÍA ROTENBUCH

A lo largo de la carretera bávara hacia el sur, la primera parada que realizamos es en el pueblo de Rottenbuch, donde se esconde un antiguo convento agustino fundado en 1073. La abadía fue construida en románico y sus líneas rectas, su austera silueta y su campanario ligeramente bulboso le dan un aire muy propio de la arquitectura religiosa de centro Europa. Pero cuando entras en el interior de la abadía, te quedas totalmente perplejo. Su interior en estilo rococó está plagado de estucos, pinturas y decoraciones en blanco y oro, una verdadera obra de arte de una decoración exagerada pero que no debes perderte, pues realmente impresiona.

SCHONGAU

Entrada a la fortaleza en Schongau, Baviera
ENTRADA DE LA MURALLA DE SCHONGAU
Casa en Shongau, Baviera
CASA EN EL PUEBLO DE SCHONGAU

Es una parada muy popular en la Ruta Romántica hacia el sur ya que a partir de aquí la carretera se adentra en los Alpes, con su magnífico paisaje rural de verdes prados y pueblos donde despuntan los campanarios con formas redondeadas de sus iglesias.

Schongau nos pareció un buen lugar para hacer otra parada, estirar las piernas y tomarse un café. El núcleo histórico tiene su encanto, pues está rodeado de murallas fortificadas que fueron construídas para defender su estratégica posición junto al río. Además, sus edificaciones históricas con sus tejados en forma de escalera y fachadas de distintos colores, son muy fotogénicas.

Cerca de la plaza principal de Shongau, Marienplatz, podremos dejar el coche. Es el centro de la parte antigua, dominada por la iglesia de María Himmelfahrt y el antiguo almacén de armamento del s.XV, el Ballenhaus y cámara del consejo, con el tejado en forma de escalera tan característico.

Se puede pasear por la base de las murallas, traspasar sus antiguas puertas de entrada a la ciudad y adentrarse en las callejuelas que ya han perdido sus elementos defensivos y ahora se visten con macetas y plantas.

WIESKIRCHE

Abadía de Wieskirche en Baviera
ABADÍA DE WIERSKIRCHE
Abadía Wieskirche y prados verdes en Baviera
LA ABADÍA WIESKIRCHE RODEADA DE PRADOS VERDES

Merece la pena destinar una parada a la iglesia Wieskirche, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1983. Nosotros aprovechamos mientras había misa para pasear y tomar unas fotos en el verde prado con caballos que se extendía alrededor de la iglesia.

Wieskirche es una joya del arte bávaro rococó que florece con un laborioso trabajo de estuco sin llegar a desbordar ni recargar. Las delicadas líneas interiores le dan un aire jovial, sin opulencias -aunque sigue siendo estilo rococó- y el fresco de la cúpula central es impresionante.

FÜSSEN

Llegamos a Füssen cansados de las visitas de todo el día pero muy satisfechos. Aparcamos el coche cerca del hotel, descargamos, ducha y hacia el centro. Basta por hoy de turismo, ahora toca disfrutar de unas cervecitas en el centro de Füssen, una extensa área peatonal llena de restaurantes, cafeterías, boutiques…

DÍA 3: FÜSSEN, CASTILLOS DE ENSUEÑO

El segundo día es el más esperado, el día de los castillos de cuento de hadas de la Baviera: Hohenschwangau y Neuschwanstein.

CASTILLO HOHENSCHWANGAU

Castillo de Hohenschwangau en Baviera
CASTILLO DE HOHENSCHWANGAU
Castillo de Hohenschwangau desde el lago en Baviera
VISTAS DEL CASTILLO DESDE EL LAGO

En este castillo pasó la infancia el rey Luis (Ludwig) II de Baviera, después que su padre, el rey Maximiliano II de Baviera hubiera conocido la antigua y derruida fortaleza de Schwanstein y quedara enamorado del entorno en el que se encuentra: elevado sobre una suave colina, cerca de un tranquilo lago y rodeado de un bosque espeso de vegetación típica de los Alpes.

Los trabajos de reconstrucción y remodelación duraron 5 años y el arquitecto Domenico Quaglio fue el responsable de convertirlo en un romántico castillo residencial.

El interior del castillo de Hohenschwangau puede visitarse como parte de un recorrido de 35 minutos de duración, en el que veremos los hermosos murales que decoran el salón de baile, la sala oriental de la reina María, la sala Hohenstaufen, la sala Tasso (utilizada por el rey Maximiliano y Ludwig II como dormitorio) o el cuarto de escritura de María.

Después de la visita nos acercamos al lago para disfrutar de los paisajes naturales de la Baviera. La idea era recorrer toda la circunferencia del lago en un paseo pero llegados a la mitad del lago decidimos alquilar uno de los barcos con patines de agua y darnos unas risas pedaleando en medio de aquel entorno tan bello.

Cómo llegar: El castillo Hohenschwangau se encuentra en la localidad de Schwangau, muy cerca de Füssen. Para visitar el castillo hay que seguir un camino en ascenso durante unos 30 minutos de agradable paseo. O bien puedes alquilar una calesa de caballos que suben y bajan durante todo el día.

La entrada se compra en la oficina de turismo del pueblo, antes de subir.

CASTILLO DE NEUSCHWANSTEIN

Castillo de Neuschwanstein, el Rey Ludwing, en Baviera

Parte frontal del castillo Neuschwanstein en Baviera
ENTRADA AL CASTILLO NEUSCHWANSTEIN

Llegó la hora. Después de la visita al castillo de Hohenschwangau y del paseo por el lago, el momento que todos estábamos esperando, la visita al castillo Neuschwanstein, más conocido como “el castillo del Rey Loco”.

Es el edificio más fotografiado de Alemania y uno de los destinos turísticos más populares del país. Su esbelta figura recuerda a un castillo propio de cuento de hadas, se dice que Walt Disney se inspiró en él para diseñar el castillo de la Bella Durmiente.

Mucho se ha escrito sobre este castillo, así que no nos alargaremos. El rey Ludwig II de Baviera mandó construirlo en una época en que los castillos y las fortalezas ya no eran necesarios desde el punto de vista estratégico y de defensa. Lo construyó como un mundo idealizado e irreal donde podía refugiarse del mundo y soñar, de tal manera que mandó componer torres y muros que armonizasen con las montañas y los lagos que lo rodeaban, combinó varios estilos arquitectónicos en la decoración del interior y dedicó múltiples referencias a personajes medievales y legendarios como Tristán e Isolda. El resultado fue un maravilloso castillo de fantasía rodeado de un precioso paisaje.

No sólo esto, a pesar del aspecto medieval y estético en que se construyó el castillo, se incorporaron numerosas modernidades funcionales, innovaciones de la época, como una línea telefónica, agua corriente caliente y fría o luz eléctrica, así que no te pierdas la visita al interior del castillo, pues es muy interesante.

PUENTE DE MARÍA

Puente en el castillo Neuschwanstein en Baviera
LAS MEJORES VISTAS DEL CASTILLO SE OBTIENEN DESDE EL PUENTE

Ubicado en el mismo recinto, desde el impresionante y vertiginoso puente de María se disfrutan de unas vistas increíbles del castillo y del paisaje que lo rodea.
Recomendamos acercarse al puente ya de bajada, con la visita al castillo completada.

DÍA 4: FÜSSEN-LINDERHOF- OBERAMMERGAU

Este día lo dedicamos a visitar otro de los palacios del rey Ludwig II de Baviera, el Palacio Linderhof, más conocido como “el pequeño Versalles” y para visitar el pequeño pueblo de Oberamengau, que fue una grata sorpresa.

PALACIO LINDERHOF

Palacio de Linderhof en Baviera
FUENTE Y JARDINES DEL PALACIO LINDERHOF

Este palacio se encuentra a unos 45 km de Füssen, es el palacio más pequeño que mandó construir Ludwig II y el único que vio acabado. La gran admiración que sentía Ludwig por el rey Luis XIV hizo que construyera Linderhof siguiendo a Versalles como prototipo. Así, mandó construir un lujoso palacio en un lugar privilegiado en medio de un enorme bosque. El interior es de estilo rococó y el exterior, para mí lo más impresionante, lo conforman bellísimos jardines, fuentes, un estanque y diferentes elementos arquitectónicos que le dan un aire muy especial. Además, es un lugar ideal para relajarse y pasar una agradable mañana.

Cómo visitar el Palacio Linderhof

La entrada a los jardines del palacio es gratuita, así que con solo esto ya podéis pasar un par de horas disfrutando de ellos. No os perdáis la “Gruta de Venus”, una gruta cerrada por una puerta secreta con una cascada y un lago. Lo increíble es que, al igual que en Neuschwanstein, introdujo elementos tecnológicos innovadores en el palacio y en los jardines. Como ejemplo, la gruta puede calentarse, iluminarse y hasta crear olas artificiales en el lago, toda una excentricidad propia de este rey.

El tiquet de la entrada permite una visita muy interesante de 30 minutos (en inglés y alemán) con la que descubriremos las dos salas de tapices, la cámara de audiencias, el entretenido salón de espejos, el recargado dormitorio… Ya veréis, cada habitación es más lujosa y recargada que la anterior, vale la pena verlo y saber cómo vivía.

Precios de las entradas:

  • Gratis: Jardines y parque
  • Gratis: Menores de 18
  • Palacio y edificios del parque: 8,50€ (7,50€ reducida)
  • Sólo edificios del parque: 5€ (4€ reducida)
  • Sólo Logia Real: 2€ (1€ reducida)
  • En invierno, sólo se visita el palacio (7€, 6,50€ reducida)

ABADÍA BENEDICTINA DE ETTAL

Abadía Benedictina de Ettal en Baviera
ABADÍA BENEDICTINA DE ETTAL

Esta imponente construcción se encuentra en Ettal, en la ruta entre Füssen y Oberamengau, nuestro próximo destino, así que es una buena parada en el camino.

Esta abadía fue fundada por Ludwig IV en 1330. La imponente cúpula que domina la abadía fue añadida posteriormente en estilo gótico y el interior es ya en estilo Rococó. En 2005, la comunidad benedictina contaba con 50 monjes, así que se encuentra activa y en funcionamiento, tanto la iglesia, como la escuela e incluso el lugar donde fabrican cerveza.

Además, en sus amplios jardines reina un ambiente tranquilo y agradable y es un buen lugar para tomarse un descanso.

OBERAMMERGAU

Casa decorada en Oberammergau en Baviera
ESCENAS DE CAPERUCITA Y EL LOBO EN UNA CASA DE OBERAMMENGAU

Oberammergau es muy conocido por los alemanes por la Pasión de Cristo que se celebra cada 10 años (el próximo en 2020) pero a nosotros, para quienes sería una casualidad coincidir con esta efeméride, nos interesaba el otro motivo por el cual es famoso: por sus casas pintadas con motivos de cuentos.

No se tiene constancia de porqué decidieron sus habitantes pintar sus fachadas con tan bonitos dibujos, pero lo cierto es que le confieren a este pueblo un aire de lo más bucólico, otro de los encantos de la Baviera en que todo parece propio de un cuento de hadas.

El pueblo es pequeño, así que lo mejor es olvidarse de planos y perderse por sus callejuelas para disfrutar de todo su encanto. Eso sí, parad ojo a ver si encontráis la casa pintada de Caperucita Roja y de Hansel y Gretel.

Nosotros decidimos alojarnos aquí una noche y poder disfrutar de su ambiente, pero descubrimos que de noche todo está cerrado y apenas hay luces en las calles (¿ahorro energético?) así que no esperéis fiesta, pues no la hay.

PARQUING EN OBERAMMERGAU
En el centro, las zonas de aparcamiento son de pago, pero a la entrada del pueblo hay un aparcamiento gratuito. Se encuentra a 5 minutos andando del centro.

DÍA 5: OBERAMMERGAU-MÚNICH

Desde Oberammergau hasta Múnich hay 170 kilómetros que esta vez recorrimos directos, pues hoy tocaba la visita de la ciudad de Múnich.

MÚNICH

Plaza central en Munich
MUNICH VISTO DESDE LA TORRE DEL AYUNTAMIENTO

Múnich es la capital de la Baviera y muy famosa por la gran fiesta de la cerveza que se celebra cada año, la Oktoberfest. Además, tiene un rico patrimonio arquitectónico que se visita callejeando y disfrutando de sus cervecerías.

El corazón del centro de Múnich es Marienplatz, una larga calle peatonal donde se encuentran los principales monumentos de la ciudad. Es una zona muy animada, con muchos locales comerciales, restaurantes, cervecerías, tiendas…

QUÉ NO DEBES PERDERTE EN MÚNICH

MONUMENTOS

MARIENPLATZ

Desde el s.XII y en cualquier época del año, Marienplatz se llena de locales y turistas que pasean, van de compras o simplemente se relajan en alguna de las cafeterías y cervecerías de la plaza. La plaza, con los edificios históricos que la rodean, es una de las postales favoritas de Múnich.

Si visitas la ciudad en diciembre, un fabuloso mercado de navideño llena de paradas y tiendecitas la plaza.

NEUES RATHAUS

Otra de las imágenes preferidas de Múnich es el Nuevo Ayuntamiento, Neues Rathaus, un espectacular edificio de estilo neogótico que se erige como el centro del casco antiguo. La fachada está decorada con pináculos, nichos con pequeños arcos i estatuas. Desde el mirador se obtienen fantásticas vistas de la ciudad y en días claros se divisa la silueta del estadio del Bayern de Múnich.

A las horas en punto, el reloj de la torre ofrece un concierto con el repicar de sus 43 campanas con figuras que dazan.

IGLESIA DE SAN PEDRO

La iglesia de San Pedro es la más antigua de la ciudad y ha sufrido múltiples ampliaciones y reconstrucciones desde que, en el s.I, se edificó la pequeña iglesia pre-merovingia. En el s.XII fue ampliada en estilo Bávaro Romano y al largo de los siglos fue expandida en estilo gótico, renacentista y barroco. Muy imponente la altísima torre de 91 metros y también el altísimo altar, que tiene una figura esculpida de San Pedro del x.XVI.

FRAUENKIRCHE

Esta iglesia del s.XV posee dos torres gemelas coronadas por sendas cúpulas en forma de bulbo. La altura de estas torres, de 109 metros, no puede ser superada por ningún otro edificio en la ciudad. Tanto el interior como el exterior de la iglesia están diseñados en un estilo muy discreto. En el interior está la tumba del emperador Luis IV de Baviera, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico entre 1328 y 1347.

ODEONPLATZ E IGLESIA THEATINE

Si te acercas a la Plaza Odeón te sorprenderás con la fachada barroca de la Iglesia Theatine, pintada en amarillo y con ricos relieves, nichos, columnas dóricas y estatuas.

GASTRONOMÍA

VIKTUALIENMARKT

Es el mercado de comida más famoso de Múnich y toda una institución desde 1807. Está compuesta por 140 lugares para montar paradas, tanto en el interior como en el exterior, y se vende desde frutas y hortalizas frescas hasta embutidos, quesos y claro, especialidades bávaras.

Pero esto es tan sólo una excusa. La verdadera razón para venir aquí es el Biergarden o Jardín de Cerveza, un conjunto de paradas ambulantes abiertas casi todo el día que cocinan las típicas salchichas de frankfurt, cerveza, vino caliente, licor de frutas… Viktualiemarkt es uno de los mejores lugares para conocer el ambiente animado de la ciudad y degustar las especialidades locales.

CERVECERÍA HOFBRÄUHAUS

Una visita a Múnich no es visita si no se ha comido o bebido en la famosa cervecería Hofbräuhaus, toda una institución que sirve cerveza desde el 1589. Las camareras y los camareros visten el traje típico de la Baviera, suena la música al animado ritmo de los Alpes, se sirven platos con salchichas, chucrut y puré de patatas y en las largas mesas de madera no faltan nunca las jarras de cerveza de todos los tamaños. Eso sí… ¡las preferidas son las jarras de 1 litro!

Y aquí en Munich finalizamos este interesante itinerario. Durante el camino hemos podido visitar pequeños pueblos encantadores, paisajes espectaculares, lagos y pequeñas iglesias esparcidas aquí y allá, rodeadas de prados verdes. Un viaje que nos ha encantado y que recomendamos para una escapada por la Baviera.

Lago en Baviera
PAISAJE DE LA BAVIERA
Iglesia en el campo de Baviera
IGLESIA CERCA DE FÜSSEN
Iglesia sobre una colina en Baviera
IGLESIA SOBRE UNA COLINA, CERCA DE LA CARRETERA HACIA FÜSSEN

CÓMO MOVERSE POR LA RUTA ROMÁNTICA

Lo más conveniente para recorrer la Ruta Romántica es en coche, aunque también tienes la opción, si dispones de tiempo, de recorrerla en transporte público.

COCHE: Lo más fácil es recorrer la Ruta Romántica en coche, podrás ir a tu aire, disfrutar de los paisajes y moverte a tu antojo. En el aeropuerto de Múnich encontrarás diferentes empresas como Rentacar, Sixt o Hertz. Compara precios y reserva antes de ir. Nosotros alquilamos con Sixt. Llegamos al aeropuerto, buscamos la oficina, rellenamos los formularios y nos pusimos en marcha hacia la Ruta Romántica.

Al devolverlo no tuvimos ningún problema, eso sí, procura devolverlo con tiempo por si surgiese algún problema, no sea que pierdas el vuelo. O bien entrégalo 1 día antes y regresa al centro en transporte público.

TREN: Generalmente, el tren no sigue la Ruta Romántica, aunque sí la cruza en muchas ciudades, lo que permite visitar muchas de ellas. Si no dispones de tiempo no es una opción práctica. Aquí va una lista de las paradas de los trenes regionales: Rothenburg ob der Tauber, Bad Mergentheim, Tauberbischofsheim, Weikersheim, Nördlingen, Harburg, Donauwörth, Landshut, Schongau, Peiting, and Füssen. Usa también los Inter-City e Inter-City Express (ICE).

AUTOBUS: Muchas ciudades que forman parte de la Ruta Romántica están conectadas por autobuses, pero lamentablemente muchos de ellos solo circulan en fin de semana. Recientemente se ha vuelto a abrir la ruta entre Frankfurt y Füssen a lo largo de la Ruta durante el verano. Visita su página para obtener toda la información, pues hay posibilidad de desviarse en Múnich o continuar en dirección a Füssen: Romantic Road Couch

CÓMO IR DESDE EL AEROPUERTO DE MÚNICH HASTA EL CENTRO

Como en cualquier ciudad europea, encontrarás buses y trenes desde al aeropuerto al centro.

Tren: Las líneas S1 y S8 conectan el aeropuerto de Múnich con el centro de la ciudad cada 10 minutos.

Autobus: Flixbus y Lufthansa tienen horarios desde las 05.00 am hasta las 20.00pm. La parada de autobuses se encuentra en la terminal 2 (T2). Si te encuentras en la terminal 1 (T1) sigue las señales indicativas del aeropuerto; llegarás en unos 10 minutos a la T2.

La parada de Lufthansa Express Bus se encuentra en frente del mostrador del MAC (Múnich Airport Center) así que será muy fácil encontrarlo. Puedes viajar con Lufthansa aunque no hayas volado con ellos, el precio son 10,50€. Horarios: desde las 05.00 am hasta las 20.00 pm. Consulta las salidas aquí: Lufthansa Express Bus.

Baviera: De Múnich a Füssen en 5 días por la Ruta Romántica Sur
5 (100%) 8 votes

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.