Como ir de Bangkok a Siem Reap sin pagar comisiones

Hay varias opciones para ir de Bangkok a Siem Reap. Quizás la mejor sea coger el autobús público que sale de la estación de Mo Chit. Pero no es barato, el precio son 750 baths y se debe reservar con cierta antelación, pues se llena enseguida. Nosotros no pudimos cogerlo, ni intentando reservar con 3 días de antelación. Desde Mochit salen también autobuses de una empresa privada. El precio son 600 baths, 220 si sólo deseáis ir a la frontera. Aunque lo cierto es que nos generó desconfianza y no lo compramos.

La segunda opción pasa por coger el tren hasta Aranyaprahet, que ya utilizamos hace años. Es la opción que preferimos porque evitas entrar en la red de comisionistas que te intentan estafar con el visado camboyano. Sale de la estación de Hualampong a las 05:55 y llega Aranyaprahet a las 11:30. Desde aquí se puede llegar a la frontera, que está situada a 6 km, en tuc-tuc o en cualquier otro transporte (nosotros, hace años, habíamos ido en camión, en la parte de atrás). Y una vez pasado el control de inmigración, ir hasta la estación de bus y coger un transporte hasta Siem Reap.

Y la tercera, la que escogimos en esta ocasión, una minivan desde Khaosan. Pero que nadie os engañe, todo lo que sale de Khaosan es una estafa de antemano. Y sí, nosotros ya lo preveíamos. Pero entre que viajábamos con unos amigos y dos niños (Sara, Miguel, Ona y Ferran) y que el precio -300 baths hasta Siem Reap- era imbatible, lo cierto es que era la mejor opción de las tres.

Pero como hemos dicho antes, nada de lo que le dicen es cierto. Donde primero te engañan es con la duración del viaje. Olvidad las 8 horas de trayecto que os dicen, más bien serán 10 o 12. Nada de salir a las 7:30 pues, entre retrasos y búsqueda de otros pasajeros, serán las 9 o 9:30 cuando salgáis de la ciudad. Olvidad eso de que os llevan a la frontera, porque donde os van a llevar será una caseta, a cierta distancia de la frontera, donde encontraréis otros viajeros con cara de resignación. Allí os harán esperar una hora, mientras van separando a los pasajeros para hacerlos entrar en una especie de oficina, donde intentarán haceros el visado, a un precio muy superior, claro.

Aquí tuvimos la primera discusión del día, pues además de negarnos a que nos hicieran ningún trámite, les recriminamos el hecho de no habernos llevado directamente a la frontera, como nos habían dicho que harían. Cuando vieron que no había forma de sacarnos ni un dolar, nos llevaron a la calle donde nos hicieron esperar otro transporte. Aquí, los imbéciles estos, intentaron prohibirnos hablar con otros viajeros, por lo que tuvimos otra bronca.

Finalmente, llegó el vehículo que nos llevó a la frontera. En todo este trámite perdimos una hora más, que sumadas a las dos que se perdimos en Bangkok, ya llevábamos tres de retraso.

Al llegar a la frontera de Tailandia veréis enseguida el edificio de inmigración. Aquí no tendréis problemas para hacer el trámite de salida. Después debéis caminar unos 200 metros hasta la oficina de inmigración de Camboya, que se encuentra a la derecha. Aquí también os querrán sacar unos baths. El visado de Camboya en 2015, cuesta 30 $. Ni 35 ni 32, el precio oficial son 30 $. Os dirán que además hay que pagar una tasa de 100 baths, enseñándoos un papel, que tienen medio escondido, con el importe escrito a boli. Pero no, son 30 dólares, no hay que pagar nada más.

Para evitar discutir y perder más tiempo, nos inventamos la historia que teníamos un amigo que trabajaba en la embajada de Camboya en Bangkok, que nos había dicho que no pagáramos más de los 30 dólares que es lo que valía el visado. En cuanto oyeron la palabra “embajada”, se espabilaron en ponernos el visado en el pasaporte. Con el visado en la mano, hay que caminar unos cuantos metros más y hacer cola ante otra oficina, bastante cutre, donde os pondrán el sello y la fecha de entrada. Y por fin, ahora sí, podréis entrar en Camboya.

frontera poipet

Como previamente, en el lado tailandés, los comisionistas frustrados os habrán puesto una pegatina en el jersey, vendrá una persona a recogeos. Os harán esperar pasada la caseta de la foto y en cuanto estéis todos, os acompañarán hasta otra minivan, que os llevará, esta vez sí, a vuestro destino final, ya sea Siem Reap u otra ciudad de Camboya. Pero no os dejarán en el centro ni en ninguna estación de bus, si no en una oficina situada en las afueras donde los tuc-tuc ya os esperan para llevaros a vuestro hotel. No paguéis para ir al centro más de 2 $ y a ser posible no los cojáis allí. Buscad alguno que circule por la calle, así estos cabrones no os habrán sacado ni cinco céntimos de comisión.

Con todo ello, llegamos al hotel a las 8 de la tarde, es decir, 12: 30h después de salir de Khaosan.

Para que veáis cómo va el asunto de las comisiones, preguntamos a los demás pasajeros cuánto habían pagado. Y salvo nosotros -que no habíamos pagado ninguna comisión- el resto, el que menos había pagado eran 5$ en la parte tailandesa y 100 baths en la camboyana. Así que estad atentos, pues suelen ser bastante bordes, sobre todo los thais.

Como ir de Bangkok a Siem Reap sin pagar comisiones
5 (100%) 2 votes

Entradas relacionadas

Deja un comentario

7 + diecinueve =