Guía de viaje de Capadocia y Konya

Situada en el corazón de Asia Menor, Capadocia combina exuberancia de su paisaje con los miles de años de historia que se esconden bajo tierra. La erosión ha transformado la tierra volcánica en una joya geológica de gran belleza, que aporta al hombre alimentos y refugio desde hace milenios.

Capadocia

GÖREME

Es una aldea que creció en la década de los 80 con el auge del turismo que invadió Turquía. Por su situación estratégica, es un buen punto para explorar la zona.

Como llegar a Capadocia

Nuestra opción fue viajar en tren nocturno desde Estambul hasta Ankara y de allí en autobús hasta la Capadocia. El Ankara Ekspresi es uno de los trenes nocturnos que hacen el trayecto. El tren se coge en la parte asiática: hay que dirigirse a Eminonü, desde dónde sale el barco hacia Kadiköy, que es donde se encuentra la estación de trenes Haydarpasa. El tren es muy cómodo, limpio y puntual. Dispone de asientos y de cabinas-litera para dos personas (90 TRY la cabina).

Llegada a Ankara a las 08.00am. Coger el metro (1,25TRY) cerca de la estación de trenes, en el paso subterráneo. Bajar en la última parada en dirección este, denominada ASTI (es el nombre de la otogar, la enorme estación de autobuses de la capital). Una vez en la otogar, sólo hace falta mirar en las muchas oficinas y comprar el billete para el bus que salga mas pronto. Billete Ankara-Göreme 15TRY, viajamos muy bien con la compañía Nevsehir.

Qué podemos ver en Capadocia

Hay muchísimos lugares interesantes por visitar y actividades para realizar en la Capadocia, usando cualquiera de los pueblos de la zona como base.

– Museo al Aire Libre de Göreme; conjunto de iglesias, capillas y monasterios bizantinos excavados en la roca, a 1km de la población. Se pueden visitar las naves principales, los dormitorios, cocinas, almacenes, oratorios,.. Se puede llegar en un cómodo paseo. Se considera Patrimonio Mundial de Turquía y es realmente muy interesante. Entrada 10TRY. En la Karanlik Kilise -iglesia oscura, por las pocas ventanas que hay y que han permitido que se conserve mejor- se ha realizado una importante restauración de los frescos, que representan el Pantocrátor y escenas bíblicas como el pan y los peces, el nacimiento, la traición,.. se deben pagar 5TRY para entrar, para sufragar los trabajos de restauración y reducir la entrada de visitantes para conservar los frescos.

– Parque Nacional de Göreme; que rodea la población y consta de extensos y espléndidos valles, con iglesias excavadas en la roca y antiguos palomares. Hicimos una agradable trekking de media mañana desde Goreme hasta Cavusin, cogiendo el atajo que sale de más arriba del Museo del Aire Libre y que empieza detrás del camping. Muy recomendable.

– Uchisar; esta pintoresca población domina un valle extenso de roca multicolor. Es muy conocida por su castillo (entrada 2,5TRY) que se encuentra arriba de un cerro de roca volcánica, perforado por túneles y ventanas y que ofrece espléndidas vistas panorámicas de los valles de Capadocia. Se encuentra a 8 km de Göreme y se llega en 10 minutos de bus (1,5TRY).

Otros lugares que nos interesaba visitar: el Valle de Ilhara, el monasterio de Selime, las ciudades subterráneas y algún caravanserai. Por carencia de tiempo y la distancia que había entre estos lugares, decidimos contratar en el mismo hotel una excursión en minibús (45TRY), que resultó muy completa:

– Valle de Ilhara; el retiro preferido de los monjes bizantinos, en este fresco y agradable valle se pasea siguiendo el curso de un riachuelo y se visitan varias iglesias excavadas en la roca con algunos frescos en buen estado.

– Ciudades subterráneas de Derinkuyu y Kaymakli; no os debéis perder la visita de alguna de las 36 ciudades descubiertas. Las que hemos nombrado son las más grandes, de siete y ocho niveles de profundidad respectivamente. Fueron construidas en el s.VII aC, sólo se refugiaban en tiempo de guerra y se podían estar hasta seis meses. Se encuentran a unos 20 km de Göreme.

– Monasterio de Selime; una gran estructura excavada en la roca que fue aposento de monjas y se pueden descubrir enormes salas, dormitorios, capillas, cocina,.. Delante hay un cementerio seljúcida, dónde hay la türbe (tumba) de Ali Pasa.

– Agzikarahan; caravanserai seljúcida del s. XIII, que daba alojamiento, agua, comida y asistencia durante días a hombres, animales y mercancías, en su trayecto por uno de los tramos de la mítica Ruta de la Seda.

– Devrent Valley; conocido como el valle de las chimeneas de hadas. Es el valle con más conjuntos de conos volcánicos y mejor formato de la Capadocia, realmente espectaculares.

Dónde dormir y comer

Paradise Cave Pension; guesthouse muy acogedora, con personal muy amable y amigable. Las habitaciones son lo suficiente correctas y el desayuno muy bueno. 30TRY doble con baño y desayuno incluido.

Para la comida, repetimos al Mercan Restauran, dónde ofrecen platos internacionales (a su manera) y turcos, muy sabrosos y a muy buen precio. En verano se puede disfrutar de la terraza y se encuentra en la misma calle principal.

¿Y si también visitamos Konya, la ciudad de los derviches?

Esta enorme ciudad moderna, de herencia seljúcida y cuna de los mevlevis –la secta sufí de los derviches- muestra al viajero su cara más amable. El centro de la ciudad nos descubre multitud de sorpresas en forma de mezquitas seljúcidas y otomanas, mercados y bazares.

En Konya es habitual encontrar personas que por el mero hecho de practicar su ingles o por hospitalidad se ofrezcan a enseñaros la ciudad. No lo dudéis y aceptad el ofrecimiento, vale la pena compartir una parte de nuestro tiempo con estas personas. A nosotros nos mostró la ciudad un jubilado por la mañana y un profesor de universidad por la tarde. No hace falta decir que los recordamos con cariño y que descubrimos parte de la ciudad que de otro modo quizás no hubiéramos visto.

– Museo Mevlana; esta mezquita y sus dependencias, ahora convertidas en museo, fue el hogar de los derviches y ahora es considerado un lugar sagrado: más de un millón y medio de personas lo visitan cada año para rezar ante el sarcófago de Rumi, el maestro que introdujo el misticismo en el ámbito de la música y la poesía, en la búsqueda del camino hacia la iluminación. El edificio es visible desde la distancia por su preciosa cúpula estriada con mosaicos color turquesa. Entrada 10TRY.

– Selimiye Camii; situada antes de la entrada del Mevlana Musezi, su construcción transmitía una sensación de poder que no había conseguido transmitir todavía ninguna mezquita anatólica anterior.

– Museo Karatay (1252); es una de las madrazas más bien conservadas. Impresionante cúpula central e interesante colección de cerámica. Fijaos en la gran puerta de entrada, flanqueada por columnas espirales de estilo clásico, moldura que enmarca el arco de mármol blanco y gris de estilo de Alepo y paneles con motivos geométricos de esvásticas simétricas. Entrada 2TRY.

– Mezquita de Alaettin Camii (1221); situada en un cerro en uno de los extremos del Mevlana Caddesi. Construida por el sultán seljúcida Aladí Keykubad I, es un intrincado edificio de estilo árabe que incorpora elementos decorativos reciclados de edificios bizantinos y romanos. En el interior es un bosque de columnas de varios estilos.

– Sahib-y-Ata Camii (1258); presidida por la gran entrada de estilo seljúcida con minarete y figuras geométricas enmarcando el arco. El mihrab es también ejemplo de cerámica seljúcida con tonos azules. Para encontrarla quizás tendréis de preguntar, pero vale mucho la pena.

Otras visitas interesantes: el Aziziye Camii (en el bazar), Serafettin Camii y las actuaciones de los derviches en el Centro Cultural (consultad días y horarios puesto que son variables).

Como llegar

En autobús desde la misma parada de Göreme, salida hacia las 12.00h, llegada entre las 16.00 y las 17.00h, 15TRY. Al llegar a al otogar de Konya, no hagáis caso de la Lonely Planet y preguntad por el tranvía. La parada se encuentra en el otro extremo de dónde os ha dejado el bus. Debéis bajar en el centro, que es Mevlana Caddesi, donde se encuentran los principales monumentos.

Dónde dormir y comer

Sin el menor asomo de dudas Hotel Ulusan, céntrico, confortable y limpio. Parece ser que sólo la mitad de las habitaciones tienen baño propio, pero los baños y las duchas compartidas están impecables. Habitación doble con baño compartido 35TRY, almuerzo e internet free.

Para comer, el Sifa Lokantasi, en el mismo Mevlana Caddesi. Los platos están expuestos en bandejas calientes y está todo delicioso. La especialidad del local y de Konya, ferien kebab, cordero guisado, muy tierno y sabroso.

Regresar a Estambul

La mejor opción es el tren nocturno directo a Estambul, puesto que en autobús son demasiadas horas. Los billetes de tren sólo se pueden comprar en la estación y en temporada alta puede ser complicado conseguir litera, puesto que el Meram Ekspresi (también denominado Blue) dispone de pocas cabinas. Precio, 95 TRY la cabina. Lo mejor es ir a la estación el día antes o el mismo día a primera hora y comprar los billetes. Podéis llegar en dolmus (minibús, 0,90TRY, preguntad a la gente para saber dónde se cogen). Para ir la estación cargados con la mochila, los taxis salen de Mevlana Caddesi a la altura de Serafettin Camii. Confirmad antes el precio, 7TRY.

Guía de viaje de Capadocia y Konya
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

10 − 3 =