Guía para viajar a la República Islámica de Irán

Nuestro viaje comienza en Estambul, paseando por bazares y caravanserais para introducirnos en la esencia de la Ruta de la Seda. Aquí tramitamos el visado iraní y, con este en la mano, cruzamos Turquía de oeste a este, casi siempre en tren hasta llegar a Irán.

Irán

Artículos publicados:

Imprescindibles de Irán

Tabriz, un bazar Patrimonio de la Humanidad

Mullah en el bazar de Tabriz

Tabriz es una ciudad grande e industrial, con unos alrededores interesantes y un bazar maravilloso. Por su estratégica posición en medio de importantes rutas comerciales, su bazar, cubierto, estrecho y laberíntico, se convierte en el motivo principal de la visita. Se conservan los patios exteriores, caravasares, la Jameh Masjed y grandes cúpulas. Pasear por aquí es un placer, que te transporta siglos atrás.

Otros lugares para visitar son el Arg-e-Tabriz (Timurid Blue mosque o la turquesa del Islam) destruida por un terremoto y de la que sólo queda la fachada turquesa y la Mezquita Azul, aunque no están en muy buen estado. El parque Elgoli es un lugar interesante al caer la tarde, donde las familias se reúnen para pasear y comer algo. Si se va justo de tiempo, no aconsejamos estar allí más de un día.

Alrededores de Tabriz

Kandovan: Es un pueblo situado a una hora de Tabriz con casas troglodíticas excavadas en la roca y donde, a diferencia de la Capadocia turca, la población aún vive.

Iglesias armenias: Mucho más cercanas a las frontera de Azerbaiyán y Turquia o Arméenia que a Tabriz, las iglesias armenias de San Sthephanos de Jolfa (frontera Irán-Azerbaijan) y Qareh Kalisa (frontera Irán-Turquía), merecen una visita.

Nosotros sólo pudimos visitar la de San Stephanos y a medias, porque los martes es día festivo por los guías y estaba cerrada. Se encuentra en un lugar muy bonito, con un pequeño bosque que le da sombra. A unos 5 kilómetros antes de la iglesia, se puede ver un bonito caravasar situado a orillas del río Aras, que hace de frontera con Azerbaiyán.

La excursión de un día entero desde Tabriz hasta Jolfa y Kandovan nos costó 570.000 IR (unos 40 euros) y la contratamos en la Oficina de Turismo de Tabriz, de quien todo el mundo habla tan bien. No estaba asser y se hizo cargo su hermano, Mansur, quien nos vendió la excursión sin saber (¿?) que el martes estaba cerrada.

Cómo llegar, desde Dogubeyazit, frontera Turquía-Irán (de Dogubeyazit a Tabriz)

Los dolmuş salen de Dogubeyazit en dirección a la frontera cada media hora. El lugar de salida es al oeste de la ciudad, en la calle Ar Caddesi, junto a la gasolinera, 5 TRY. Una vez en la frontera, hay que sellar la salida de Turquía y caminar un kilómetro hasta la valla iraní. Allí presentaremos el visado y nos dejarán pasar a la oficina, donde mucha gente hace cola para entrar en el país. En unos 45 minutos hicimos los trámites.

Para cambiar moneda, mejor pequeñas cantidades. Aconsejamos acercarse a un iraní -que habréis podido conocer en el dolmuş- y que os ayude con el cambio, para evitar fraudes. Un taxi os llevará hasta la ciudad de Bazargan (no puede costar más de 10.000 IR (0.7 €, sólo 1 kilómetro). A Bazargan coged el autobús dirección a Maku (por si queréis visitar las iglesias armenias) o los directos a Tabriz.

Como llegar desde Arménia

Pasamos la noche en Agarak, un pueblito un pueblo sin ningún tipo de interés, en la frontera de Norduz, Arménia y cruzamos al día siguiente. En este enlace os explicamos nuestra experiéncia viniendo desde Erevan: Ruta de Ereván a Tabriz, cruzando la frontera de Arménia a Irán

Dónde comer y dormir

comida Cerca de la calle Ferdosi, hay algunos restaurantes y pastelerías.

– En la calle Shanri Ati encontrararéis una concurrida pizzería del tipo fast food donde podréis comer crema de champiñones, hamburguesas y pizzas con pollo. (48.000, € 3.5). En la guía figura el nombre “Tatler”, pero estaban cambiándolo de nombre.

– Dentro del bazar, Mansur o Nasser de la Oficina de Turismo os acompañarán de buen grado a un pequeño restaurante donde sirven kebabs y chelo joresht (chelo = arroz, joresht = verduras). Cuando pidais un plato de verduras, asegúraros de que no está en mal estado, ya que en Irán todo el mundo come carne y puede que la verdura sea vieja. (25.000, € 1.75).

– Modern Tabriz Restaurante, en la calle Imam Jomeini, cerca de la plaza Fajr. Este limpio restaurante sirve buenos kebabs. La sopa, la ensalada y la bebida entran en un pack que vale unas 10.000 IR.

– En la calle Imam Jomeini, entre la esquina Ferdosi y Shari Ati, hay una pastelería donde hacen todo tipo de especialidades. Exquisitas a cualquier hora, no os perdáis las magdalenas de chocolate (6.000).

alojamiento Dormimos en el Azarbayjan Hotel, habitación limpia, confortable, con nevera y baño a la turca, 350.000. (Año 2009)

alojamiento Alojamiento: Mashhad Guesthouse, situado en la calle Ferdosi. Habitaciones limpias con baño compartido y restaurante. Recomendable. (Año 2015)

Masouleh, un pueblo dónde las calles son tejados

Masouleh es un encantador pueblo de montaña que recibe la visita de algunos turistas extranjeros y afluencia en masa de iraníes durante los días de fiesta nacional. Todos venimos a buscar lo mismo: el clima fresco, la tranquilidad y las caminatas por el bosque.

Uno de los encantos de esta población -que presume de tener más de 1.300 años de antigüedad- es la forma en que los lugareños aprovechan los tejados de las casas para construir las calles, una forma ingeniosa de ganar terreno a la montaña. Pasear por estas estrechas y empinadas callejuelas es todo un placer. Fijaros en los dibujos de la madera en las puertas, las ventanas y los balcones, pues son símbolos zoroastrianos.

Una de las experiencias más relajantes de todo el viaje a Irán, ha sido caminar por el bosque hasta el antiguo templo Zoroastro y hasta la cascada. Si disponeis de días, no os perdáis esta población.

Cómo llegar, desde Tabriz

La ruta a seguir es: Tabriz-Qazvin-Rasht-Fuman-Masuleh:

– Desde Tabriz, el tren nocturno sale a las 20:00 h y llega a Qazvin hacia las 06:00 am (cabina de 6 personas, 43.500 IR, cabina de 4 personas 190.000).

– Una vez en Qazvin, un taxi nos llevará hasta la estación de autobuses (está a unos 2km de la estación de ferrocarril) y allí hay que preguntar por el primer bus que salga en dirección Rasht (07:30 h, 40.000, 3.5 h). El autobús nos dejó en la carretera antes de llegar a Rasht y nos hicieron subir a un taxi que el mismo conductor detuvo. Que os dejen claro quién debe pagar el taxi y que os dejen en la rotonda desde donde salen los minibuses hacia Fuman.

– Desde la Plaza Yakhsazi hay que coger un Savari o minibús (frecuentes, salen cuando están llenos, 6.000) en dirección a Fuman.

– Desde Fumanhay que preguntar por un minibus hasta Masuleh, pero acabamos pagando un taxi porque estábamos cansados, 50.000 (se puede hacer por 10.000 por cabeza, si decís que se desea compartir el taxi).

Dónde comer y dormir, en Masouleh

Hay un par de restaurantes en el pueblo: el Mehran Hotel, en la falda de la montaña, sirve algún plato sin carne. Más arriba, cerca del bazar, hay varias terrazas donde podreis comer, entre otros, pizza y sopa.

Probad las galletas de Masuleh, la especialidad local, son redondas con un dibujo en el centro.

Probad también la infusión de “golgavzaben”, muy preciada entre los locales.

Hay varios hoteles, el Mehran, el Mehmanpazir Navid y el Monfared. Pero la gracia de Masuleh es alquilar una habitación o un apartamento a los lugareños. Algunas son muy completas y disponen de baño y cocina, con lo que podreis cocinar vuestra propia comida, una necesidad que tendreis a partir del segundo kebab.

Nosotros alquilamos un apartamento muy bien arreglado al chico que regenta una tetería en el centro del pueblo, en la calle debajo de la oficina “Sustainable Tourism Masooleh”, la última a mano izquierda. Pagamos 220.000 por una noche.

Bandar-e-Anzali, el Mar Caspio

Anzali es una ciudad portuaria bañada por el mar Caspio. Su puerto industrial es el más grande de Irán y recibe todo tipo de mercancía procedente, principalmente, de Rusia. El Shah Pahlavi fijó aquí su residencia de verano, cambió el nombre por Bandar-e Pahlavi y palacios y mansiones de la aristocracia crecieron a su alrededor, junto con parques, jardines y paseos. Es la capital mundial del caviar, aunque es difícil probarlo porque todo es para la exportación. Si os ofrecen, sabed que es de contrabando.

Como lugares de interés:

– El mar Caspio desde el espigón y el paseo marítimo.

– La laguna, principal atracción turística que se visita en barca

– El palacio de verano del Shah Pahlavi. El régimen de los ayatolás ha partido en pedazos los terrenos de palacio para construir mezquitas sin acabar, avenidas y edificios, pero aún se puede ver y visitar el palacio, ahora reconvertido en museo militar.

– Las antiguas calles de herencia rusa, lo que queda de las antiguas mansiones que fueron incendiadas durante la revolución.

Cabe decir que, si no se dispone de mucho tiempo, Anzali no vale demasiado la pena. La provincia de Gilán es una de las más bellas de Irán, pero hay que salir de los circuitos turísticos y contratar taxi o coche propio para poder disfrutar del paisaje y descubrir las etnias.

Cómo llegar, desde Masuleh

La ruta a seguir es: Masuleh-Fuman-Rasht-Anzali

– Para salir de Masuleh, un taxi compartido os llevará a Fuman por 10.000 IR por persona, es el precio que pagan ellos.

– De Fuman en Rasht, podéis probar con el minibús, aunque un taxi ronda los 15.000 IR por persona.

– De Rasht a Anzali, os saldrá mucho mejor pagar un taxi porque la estación de autobuses está muy alejada. Pagamos 50.000 por taxi completo, después de negociar mucho y con la ayuda de unos comerciantes de Rasht.

Dónde comer y dormir, en Anzali

Como en todo el país, restaurantes de kebabs y fast-food hay por todas partes. En el centro (alrededores de la Torre del Reloj) hay bastantes. En Anzali podeis probar el pescado del que se extrae el caviar (en brocheta está bastante bueno) y el “pescado blanco”, que es bastante seco.

Para dormir, nos alojamos en el Hotel Ancient Golsang, porque no encontramos nada mejor. Está decrépito y sucio y la recepción no nos dio nada de confianza, 200.000 IR.[divider]

Yazd, la ciudad del desierto

Una de las perlas de todo viaje a Irán es Yazd, centro de la cultura zoroastriana, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, de ambiente relajado y rica en arquitectura. Se sitúa en un oasis en medio de los desiertos Dasht-e Kavir y Dasht-e Lut, la temperatura suele ser seca y calurosa.

De los muchos lugares destacables de la ciudad, destacamos los siguientes:

– Jameh Mosque, Ciudad antigua y badgirs, Amir Chakhmaq, Torres del silencio, Templo Zoroastra.

Alrededores de Yazd:

La arquitectura de las ciudades del desierto y la adaptación a un medio tan duro es lo mejor de la visita a Irán y Yazd. Nosotros contratamos una excursión de un día en el Silk Road Hotel (120.000 IR, dependiendo del número de gente), donde pudimos ver y admirar Meybod, Chak Chak y Kharanaq.

Cómo llegar desde Teheran

– Tren nocturno de Tehran a Yazd (cabina de seis, 80.000 IR por persona, salida 20:00 h). El tren llegó a Yazd una hora antes de lo previsto, hacia las tres de la madrugada. Un taxi hasta el hotel nos costó 20.000 IR, que contratamos en la pequeña oficina que hay al salir de la estación.

* En nuestro caso viajamos desde Anzali en autobús, que hace parada técnica de una hora en Rasht y continúa hasta Tehran. Allí un taxi (45 minutos) nos llevó hasta la estación de ferrocarril.

Dónde comer y dormir, en Yazd

Hay muchos hoteles y guesthouses situados en antiguas residencias de arquitectura tradicional que son un verdadero tesoro. Nosotros nos alojamos en Orient Hotel, hermano del mítico Silk Road Hotel. Limpio, tranquilo, baño interior y restaurante, internet gratuito, 300.000 IR con desayuno tipo buffet.

Para comer, no nos movimos del Silk Road, lugar de encuentro habitual de otros viajeros, y que ofrece un menú variado, vegetariano, continental y, casi cada noche un buffet libre con especialidades de Yazd (sopa, verduras, camello estofado…, 80.000 IR bebidas incluidas).[divider]

Shiraz, la ciudad de los poetas y Persépolis

Para nosotros, la ciudad más bonita de Irán junto con Yazd. Shiraz es grande y con bastante tráfico, pero tiene unas joyas arquitectónicas difíciles de olvidar. Además, la mayoría de lugares de interés se pueden visitar caminando.

– Tumba de Hafez (Aramgah-e Hafez). Indispensable, al caer la tarde, cuando la gente acude a leer sus poemas. Emocionante. Un taxi desde el centro 10.000 (2 personas, a compartir)

– Tumba de Saadi (Aramgah-e Saadi). También recibe la visita de gente que recita sus poemas.

– Shah-e Cheragh. Mezquita y mausoleo de uno de los 17 hermanos del Imam Reza, un lugar sagrado para el chiísmo. El patio es enorme, la cúpula exterior es de una gran delicadeza interior y está totalmente cubierto de espejos. Impresionante.

– Arg-e Karim Khan. Una de las visitas obligadas de Shiraz y que no es una mezquita. Esta fortaleza fue residencia real y en ella se pueden ver algunas de las salas, de las que destaca el hammam. Entrada, 8.000.

– Bazar. Emblemático, este bazar es uno de los más bonitos de Iran. En sus intrincados callejones os podréis mezclar con los Shiraziz y oler especias. Caminando sin rumbo seguro que acabais encontrando las joyas que esconde:

– Caravasares, hay unos cuantos, pero el que hay cerca de Bazar-e Vakil es precioso, con delicados vitrales los pórticos y una gran fuente.

– Masjed-e Vakil. Esta gran mezquita tiene unos imponentes Iwan con mosaicos de vivos colores. Su interior esconde un bosque de columnas..

– Hammam-e Vakil. Muy cerca de la mezquita, ahora es un museo. Precioso.

– Madraza Ye-Khan, se encuentra casi en el exterior del bazar. Es un lugar muy agradable y tranquilo de una arquitectura excepcional. No hay vigilantes, pero tan pronto como alguien detecte la presencia de una mujer, la echarán.

– Mezquita Nasir-Ol-Mok. Dicen que es de las más bonitas de Irán, y realmente lo es. Su patio central es, además, un lugar muy tranquilo y agradable, al igual que la sala de oraciones.

– Palacio Naranjestan. Casa de una familia acomodada de Shiraz de la época Qajar, de la que se puede contemplar la arquitectura opulenta de la época y el gusto por los jardines. Entrada, 30IR.

Otros lugares de interés: Palacio Bagh-e Eram, Bagh-e Jahan Nama.

ALREDEDORES DE SHIRAZ

Paslacio de Ciro

– Persépolis. Fue la gran capital del imperio aqueménida, un conjunto de palacios asentados sobre una terraza artificial de grandes bloques de piedra construido por Dario I y ampliado con los monarcas Jerjes y Artajerjes.

Los hoteles y las agencias de viaje ofrecen visitas de un día a Persépolis y Nash-e Rostam por 80.000 por persona y 120.000 si añades Pasargada. Nosotros hicimos todo con bus y taxi:

– Desde el centro, un taxi hasta la estación de bus Carandish Terminal, 20.000 (los dos)

– Minibus hasta Marvdast, 5.000 p.p

– Taxi de Marvdast a Persépolis, 20.000 (los dos)

– Entradas, 5.000 p.p

– Guarda mochilas (no se pueden entrar), 6.000 (los dos)

– Taxi a Nash-e Rostam, vuelta a Shiraz, en el centro, 100.000 (los dos). La vuelta se encareció, pero se puede volver deshaciendo el camino (taxi hasta Marvdast, minibus hasta Shiraz Carandish Terminal y taxi hasta el centro)

Dónde comer y dormir, en Shiraz

Aquí sí que os podemos dar soluciones a la receta kebab-kebab-kebab:

– Shiraz Eram Hotel, cada mañana tienen un buffet-desayuno por 60.000 IR y un buffet-cena que suele salir por 65.000 con una sopa, todo tipo de ensaladas, un plato frío de berenjena y postre. La bebida y las tasas son aparte, y las ensaladas a prueba de diarrea. Repetiréis cada día, seguro.

– Sharzeh Traditional Restaurant, carta con los kebabs de siempre y un buffet (no tan surtido como el del ERAM) pero con ensaladas (fiables) y sopa. La gracia, la música tradicional en directo.

– Seray-e Mehr Teahouse, un restaurante encantador en el corazón del Bazar Vakil. Tendréis que preguntar porque es difícil orientarse en el bazar. El dizzi (especialidad iraní similar al cocido, que ellos comen de una manera muy curiosa), 50.000 IR. Si pedís te después de la comida, os lo acompañarán con unas galletas típicas shiraz (yuge shirazi) que son deliciosas.

– Fast food en el centro, hamburguesas, pizzas de carne y pollo al ast. Un poco más abajo del hotel ANVAR, hay un centro comercial con una cafetería de lo más acogedora.

– Para dormir, el ANVAR Hotel tiene habitaciones grandes con baño, televisor y nevera, está limpio, céntrico y el personal es muy amable, 300.000 la doble.

Como llegar, desde Yazd

Compramos el billete del autobús en el mismo hotel, para ahorrarnos el trasiego de ir hasta la estación. Frecuentes, unas seis horas de trayecto directo, 70.000 IR.

Una vez en Shiraz, el taxi hasta el centro cuesta unos 20.000 IR (2 personas)

Isfahan, la mitad del mundo

Plaza del Imán

Una de las ciudades antiguas más impresionantes que hayamos visitado.

– Naqsh-e Jahan Square, o Plaza del Imam, es la joya de la ciudad. Construida en 1602 por el Shah Abbas el Grande, es hoy día Patrimonio de la Humanidad. Con 512 metros de largo y 163 de ancho, es la segunda plaza más grande del mundo, detrás de Tiananmen. A su alrededor se inicia el bazar se han erigido mezquitas y palacios de una gran belleza arquitectónica:

– Imam Mosque, se considera una de las más bonitas de Irán. Mosaicos azules de la época safávida decoran la cúpula, la portada y los cuatro Iwan. El portal de la entrada tiene 30 metros de altura, la cúpula central 36.3 metros, si te pones en el centro, sobre un cuadrado de cemento, y das palmadas fuertes, la cúpula resonará en tu cabeza como nunca hayas imaginado. Esta mezquita es impresionante. Entrada, 5.000

– Sheikh Lotfollah Mosque, en el centro de la plaza. Es igualmente de una calidad artística impresionante. Su cúpula y los mosaicos interiores muestran armónicamente formas geométricas y dibujos florales exquisitos. Entrada, 5.000

– Palacio Ali Qapu, frente a la mezquita Lotfollah. Es un impresionante palacio de seis plantas de altura, construido como residencia del Shah Abbas I. Las vistas sobre la plaza pretendían impresionar a los invitados del Shah. La lástima es que las pinturas y muchos mosaicos fueron destruidos durante la revolución y, como casi todas las construcciones no islámicas, se encuentra en un deplorable estado de conservación y se va perdiendo día tras día. Entrada, 5.000.

– Bazar-e Bozorg, de una antigüedad de unos mil años, este bazar cubierto nos mostrará cúpulas, arcadas, pequeñas fuentes, caravasares, mezquitas y madrazas escondidas…

– Jameh Mosque, al norte de la plaza del Imán. Con una antigüedad de unos 800 años, muestra elementos selyúcidas, mogoles y safávidas, cuatro Iwan monumentales, un gran patio para las abluciones…

– Chehel Sotun Palace, aunque famoso por sus frescos, este palacio de la época safávida sobrevive en medio de un jardín donde los jóvenes pasan las mañanas de los viernes. Un espacio tranquilo y muy agradable a cualquier hora.

– Puentes Chubut y Si-o-Seh, con 21 y 33 arcos respectivamente, lugares donde los isfahanís pasan largos ratos disfrutando de la frescura y el verdor de los jardines.

– Barrio de Jolfa o barrio armenio, lugar donde el Shah Abbas I trasladó por la fuerza los habitantes de la ciudad de Jolfa (con la frontera con Armenia). Hay 13 iglesias armenias y la catedral de Vank, centro del culto armenio en Irán, con una interesante mezcla de estilos islámicos y cristianos.

Dónde comer y dormir, en Isfahan

– Traditional Banquete Hall, en la misma plaza del Imán, en el centro. El restaurante siempre está lleno, sobre todo de iraníes. La decoración muy bonita y se come sobre banquetes o camas (Takht). La comida es muy buena y se pueden degustar platos tradicionales iraníes, como el khoresht-e bademjan (berenjena cocinada como un puré, muy buena), dizzi y otros. 60000-75.000 p.p.

– Restaurante Marat, en el paseo Beheshti, que baja hacia la plaza (rótulo en persa). Limpio y con personal agradable, sirven los tradicionales kebabs, sopas y algún plato sin carne. 35.000

– Shahrzad Restaurant, siempre lleno de iraníes, tiene fama de ser uno de los mejores de la ciudad. Como la carta sólo tiene platos de carne y kebabs y una ensalada, no podemos destacar gran cosa, excepto el precio. 55.000-65.000

– Persian Restaurant, en el barrio de Jolfa. No hay letrero, pero está en la calle principal Nazar St., yendo hacia la catedral de Vank, a mano izquierda y bajando unas escaleras. Sentiréis el olorcito de comida. Hay un buffet self-service de ensaladas diversas (no lo hemos probado) y una carta de kebabs, del que el mixto está muy bueno y abundante. 35.000.

– Cafeterías muy auténticas en el barrio de Jolfa, pero preparad la cartera (auténtico café y chocolate, 75.000). Ideales para un rato relajado, disfrutando de buena música y un ambiente de aire progresista. Una bocanada de aire fresco.

– Fast-food a lo largo de toda la calle Chahar Bagh Abbasi St..

– Abbassi Hotel, la joya de los hoteles de Espahan, según dicen. Este antiguo caravasar ha sido rehabilitado para convertirlo en uno de los hoteles con más fama de Irán. Se puede tomar un té en el patio disfrutando de los jardines -es como un oasis dentro de la ciudad- y cenar un plato de sopa de verduras y vermicelli (25.000).

– Recomendamos el Hotel Irán, céntrico, de trato muy amable, muy limpio, TV, nevera, wi-fi en el salón, desayuno incluido, 350.000.

Como llegar, desde Shiraz

Desde la estación Carandish Terminal (taxi 20.000 los dos), salen bastante autobuses diarios hacia Espahan. Vale la pena preguntar en diferentes agencias de viaje del centro, pues suelen variar los horarios. Recomendamos Hamsafar, ya que no hace paradas inútiles, 125.000, 8 horas.

Los billetes de avión están por 350.000.

Kashan, una ciudad oasis en medio del desierto 

Agba Borzog

Kashan es una ciudad oasis en el desierto de Irán, construida, embellecida y enaltecida desde tiempos prehistóricos junto al margen de los tórridos desiertos centrales del país.

Como llegar: Desde la estación de autobuses de Teheran hay transporte frecuente y se tardan 2,5 horas en llegar. El autobús puede que os deje en un cruce, a cierta distáncia del centro históricco. En este caso podéis coger uno de los taxis que hay allí esperando o empezar a andar, unos 15-20 minutos, que es lo que hicimos nosotros.

Nos alojamos en Ehsan Guesthouse, una casa tradicional iraní con jardín, un estanque central y restaurante en plena armonía con el lugar. La habitación con baño compartido en la terraza superior y el desayuno incluido para dos, nos costó 800.000 riels (unos 23 euros), trás regateo.

Tenéis información de Kashan en esta entrada. (2015)

Más información de Irán

Seguridad: Hemos de decir que en los dos viajes que hemos hecho a Irán hemos tenido la sensación que la seguridad es absoluta y que los iranís deben ser el pueblo más hospitalário del mundo, al menos del mundo que nosotros hemos conocido.

Como vestir en Irán: Para visitar Irán hay que vestir adecuadamente y respetar la particularidad del país. En esta entrada os dejamos información al respecto.

Couchsurfing: Irán es un estupendo país para hacer couchsurfing y disfrutar de la hospitalidad local. Si no sabes lo que es Couchsurfing o quiéres conocer nuestra experiéncia en este país, en esta entrada te lo explicamos.

Transporte

Avión: La compañía aérea Irán Air ofrece vuelos a varias ciudades del país a buen precio. Si necesitáis cambiar el vuelo sólo tendréis que pagar la diferencia, sin que haya ninguna penalización.

Autobús: Viajan a todas las ciudades del país. Los autobuses son modernos y rápidos. (2015)

Taxi: Es el medio de transporte por excelencia en las ciudades, realmente muy económico pero se deben conocer los precios. Recomendamos preguntar en el hotel de cada ciudad los precios. Los taxis compartidos suelen cobrar por tramos recorridos.

Salud: En el centro de Sanidad Exterior más próximo os darán toda la información necesaria y también las vacunas que requiráis. No hay obligación de vacunación, pero si se viaja de forma independiente, nosotros siempre recomendamos llevar puestas las vacunas de la fiebre tifoidea, cólera y tétanos. Tampoco sobrará la vacuna de la gripe.

En las principales ciudades se puede beber el agua del grifo y de las fuentes públicas.

VUELTA A TURQUÍA

Cómo llegar, desde Tabriz

Nuestra idea era salir del país en tren, y elegimos volar de Espahan hasta Tabriz para después coger el tren Tabriz-Van (22:00-10:00). No lo recomendamos, porque el tren es viejo y sucio y los policías fronterizos de ambos lados registran uno por uno todos los vagones del tren. Así, estuvimos parados durante más de 4 horas en cada frontera. Parece ser que el Tehran-Van es otra cosa, tanto en calidad como en tiempo.

Guía para viajar a la República Islámica de Irán
Ayudanos a mejorar, valora la entrada!

Deja un comentario

2 × tres =