Guwahati, templos y Pizza Hut

Guwahati es la típica ciudad india, con un tráfico caóticamente ordenado, unas aceras atestadas de gente y montones de basura que se amontonan por todos los rincones. Pero la capital del estado de Assam tiene dos highlights que no te puedes perder, si te encuentras por esta parte de la India: el sagrado templo Kamakhya Mandir y el Pizza Hut.

Llegamos a Guwahati cansados y hambrientos, después de más de seis horas de viaje, pero lo vimos enseguida. A través de la ventana del destartalado autobús, reconocimos su rótulo rojo y enseguida nos imaginamos una pizza gigante, con su queso fundiéndose generosamente sobre una masa crujiente… Pero desapareció enseguida, como un espejismo, detrás de la estela de los centros comerciales de las afueras de la ciudad. Y desde aquel instante, ya no pudimos pensar en nada más.

Quince minutos más tarde estábamos en Paltan Bazar, la zona de la estación de autobuses, hundidos bajo el peso de las mochilas. A nuestro alrededor, un enjambre de coches y rickshaws, bocinas, gente que iba y venía, paradas repletas de ropa y zapatos, humo de aceite refrito, vacas…

Parque en Guwahati

Uno de los pocos lugares tranquilos y limpios de la ciudad

Nos alojamos en uno de los hoteles frente a la estación de tren. Una buena ducha nos sacudió el cansancio y salimos a la calle con la misma ilusión que los niños el día de Reyes: “Where is Pizza Hut?” -Preguntamos al primer hombre que encontramos.

Y, como un jarro de agua fría, descubrimos que a los indios les daba igual la pizza. Nadie sabía nada del Pizza Hut! Y cuanto más preguntábamos, más se alejaba nuestra soñada cena y más nos acercábamos de nuevo al thali. Hasta que, finalmente -ohh Shiva!- Un joven nos supo indicar: tenéis que coger el autobús que va a… this is, this is, go up!

Cenamos como si hiciera días que no comiéramos. El menú extra, con refresco, patatas fritas, pizza familiar y dos postres de chocolate, fue visto y no visto. Una cena con todos los honores que marcaba el final de una gran, dura y larga ruta por las tortuosas e inacabables carreteras de Arunachal Pradesh y Assam y por sus secretos todavía bien guardados y preservados. Nos lo habíamos ganado.

EL TEMPLO KAMAKYA

La mañana siguiente aún nos reservaba más sorpresas. Caminamos hasta la orilla del río Brahmaputra, desde donde cogeríamos uno de los sumos que hacen ininterrumpidamente el trayecto hacia el templo Kamakhya Mandir, un importante lugar de culto tántrico.

Templo en Guwahati

Kamakhya Mandir

Cuando el cuerpo desmembrado de Sati cayó sobre Calcuta, sus genitales fueron a parar a la montaña Kamakhya. Y como la sangre forma parte del culto relacionado con la fuerza espiritual femenina, en este templo se sacrifican palomas, corderos e incluso búfalos.

El templo de Kamakhya Mandir es muy impresionante. Se trata de una curiosa construcción con estructura de estilo medieval, con tres naves de tejado cónico que nos dieron la ligera sensación de estar en algún lugar de África. Dentro del templo hay varias salas donde se realizan las ofrendas, las oraciones y los sacrificios.

cabra preparada para el sacrificio

Cabra preparada para ser sacrificada

sadhuAsceta

Las familias, vestidas con alegres colores, circunvalaban el templo y realizaban ofrendas con flores, frutas y especias. Se respiraba un ambiente muy tranquilo y agradable… hasta que nos vieron. Entonces dejaron las flores y las ofrendas y vinieron hacia nosotros. Había padres que empujaban a sus hijos para que nos pidieran una foto. Otros se presentaban pidiendo una foto con nosotros y el templo detrás… Por unos momentos pareció que hubiera dos colas: la que hacían los fieles para ser bendecidos en la sala sagrada y la que esperaba el turno para hacerse fotografías con nosotros.

peregrina de nepal

Pasamos un buen rato charlando con una chica y su familia, que habían venido de peregrinación desde Nepal. Incluso nos presentaron a su hermana, que estaba bañándose en las aguas, presuntamente sagradas, del templo.

Baño ritual en el temploBaño ritual

Entre risas y fotografías en familia, no nos dimos cuenta de la cámara de televisión que nos estaba grabando. Era de la televisión local de Guwahati. La joven presentadora no tardó en acercarse y, en un inglés perfecto, entrevistó a Núria para las noticias de la noche.

entrevista para la television local

Y aquí, en este ambiente tan especial del templo Kamakhya de Guwahati, pusimos punto y final a un viaje sorprendente por una India siempre Incredible.

Final del viaje en el café

Entradas relacionadas Ruta por Arunachal Pradesh y Assam, India.

Guwahati, templos y Pizza Hut
Ayudanos a mejorar, valora la entrada!

Entradas relacionadas

2 comentarios en “Guwahati, templos y Pizza Hut

  1. Que buen relato, no creo que nadie se resista, estando de viaje por esos lares, a un almuerzo o cena tipo occidental. Tarde o temprano el cuerpo de pide ese tipo de comida.

    Curioso lo de ser entrevistados eh? A mi me paso en Tokio, claro, nada que ver con lo de ustedes!

    Saludos!

    • Bueno, ya sabes que hay países com Turquia o China, donde comer es una delicia y otros como India donde la hora de comer se convierte en una (casi) tortura. 😉

      Lo de la entrevista fue divertido, nunca nos había pasado. Por un dia nos convertimos en celebrities….jajaja

      Un abrazo!

Deja un comentario

20 + diez =