Valle de Nubra: Hunder, trás los pasos de la Ruta de la Seda

Con los permisos para visitar el Valle de Nubra en la mano y las mochilas en el techo del bus, abandonamos Leh cuando el sol aún no ha salido, hacia Hunder y Diskit.

La estrecha carretera es una sucesión de curvas, arrancadas a la montaña y pegadas a vertiginosos precipicios, que sólo permite el paso en una única dirección. El destartalado autobús inicia el ascenso, desafiando las leyes de la gravedad, para trepar hacia el que es considerado el paso motorizado más alto del mundo, el Kardhung La a 5.600 metros de altura.

Carretera a Hunder

Una vez iniciado el descenso, el valle se abre a nosotros mostrándonos su belleza; paredes vertiginosas acompañan y guían el río hasta el Karakorum. El agua, de color turquesa, es tan clara que puedes reflejarte como en un espejo.

Carretera hacia Diskit y Hunder

Rio Shyok

En cinco horas estamos a Diskit, el pueblo con más servicios del valle y donde anualmente se celebra el Festival de máscaras Cham. Pero maravillados con el paisaje no nos decidimos a bajar y el autobús continúa su trayecto hasta Hunder. Bajamos ante un puente custodiado por el ejército; Pakistán se encuentra a sólo 90 km y este es el último lugar donde se nos permite el paso.

Nos alojamos en el Snow Leopard, una guesthouse con un bonito jardín. Desde las enormes ventanas de nuestra habitación vemos dos dzo, un animal mezcla de yak y de un toro o vaca, que parece que guarden la habitación. Por cómo nos miran no parece que les desagrade tener vecinos.

Guesthouse en Hunder

Unos huevos fritos y café con leche es nuestro almuerzo. Lo acompañamos con pan árabe y manzanas que, en previsión, compramos en el mercado de Leh. Paseamos por el pueblo; no hay calles, todo son pequeños senderos que separan las propiedades. Y es que Hunder no es un pueblo tal y como la entendemos, si no que son campos de cultivo limitados con muros de piedra.

Al sur de Hunder están las dunas, que son un paraje insólito en medio de las montañas nevadas. La herencia de la Ruta de la Seda ha dejado un reducido grupo de camellos Bactrianos (domesticados) que son tan insólitos como las dunas y que ningún amante de la Ruta de la Seda se puede perder. Y es que este fue un ramal de la Ruta de la Seda, que iba de Lhasa, en el Tíbet, hasta Leh, en Ladakh. Ahora, esta ruta no es posible debido a los problemas políticos entre China e India.

Laguna en Hunder

Paisaje de Hunder

Por la noche, arroz blanco, lentejas (dhal), patatas estofadas, rotis, yogur, ensalada de pepino y tomates, y cha, un té con leche caliente, es nuestra cena. Llenos y cansados ​​nos vamos a dormir.

Por la mañana Hunder se levanta con el sonido de los campesinos trabajando los campos, al olor a trigo reciente segado y también a café, huevos y pan recién preparado…. nuestro desayuno. Y bien llenos, visitamos el pequeño Gompa que acoge una enorme figura de Buda. Paseamos por los senderos custodiados por chörtens y muros mani que nos devuelven a la guesthouse.

Gompa de Hunder

Muro Mani en Hunder

Por la tarde volvemos a las dunas y fotografiamos cuatro camellos, que sirven de entretenimiento a los turistas indios, que parecen los únicos interesados ​​en subir.

Camellos Bactrianos en Hunder

Información práctica

Como llegar

Desde la estación de autobuses de Leh salen 3 días a la semana autobuses hacia Nubra (135INR). Suelen ir llenos, así que no cuesta nada acercarse un par de días antes y comprar los billetes. También hay taxis compartidos que salen a diario, al menos hasta la vecina població de Diskit, desde donde es posible coger otro transporte hasta Hunder, o llegar andando.

Para volver, lo mejor es preguntar en la misma guesthouse, pero suelen haber 3 buses semanales (el mismo que ha llegado, que vuelve al día siguiente). La otra opción es coger uno de los varios minibuses diarios que van hacia Diskit y allí, en la carretera principal, varios conductores de jeeps-taxi compartidos esperan cada día para ir a Leh, el precio suele ser unas 300-400INR.

Donde dormir:

Snow Leopard, con habitaciones de diferentes precios. Nos alojamos en una habitación grande, con baño, y vistas al jardín por 500 Rs. Recomendable.

💡 Más información en la guía de viaje de Ladakh

Valle de Nubra: Hunder, trás los pasos de la Ruta de la Seda
Ayudanos a mejorar, valora la entrada!

Entradas relacionadas

Deja un comentario

once + siete =