Kashan, una ciudad oasis en el desierto de Irán

Kashan es una ciudad oasis en el desierto de Irán, construida, embellecida y enaltecida desde tiempos prehistóricos junto al margen de los tórridos desiertos centrales del país.

A tan sólo dos horas y media en autobús desde Teherán, llegar a Kashan es fácil pero no lo será marchar: su ciudad antigua, un laberinto de callejuelas estrechas y frescas, hechas de arcilla y barro, sus antiguas casas tradicionales de arquitectura persa, sus mezquitas, baños públicos (hammam) o su fascinante bazar cubierto nos atraparán.

La ciudad oasis atrajo a los elamitas en tiempos prehistóricos, más tarde a los selyúcidas y a los safávidas, quienes construyeron fortalezas y mezquitas y, junto a ellos, mercaderes que hicieron fortuna con el comercio de los textiles, la cerámica y los azulejos erigieron residencias dignas de reyes que ahora podemos admirar, o tal vez, alojarnos en ellas.

El aplastante sol del verano iraní se cernió sobre nosotros con un calor aletargante mientras buscábamos alojamiento barato en la ciudad. Si habéis leído nuestra entrada titulada “Couchsurfing en Irán”, veréis que en Kashan no gozamos de la hospitalidad iraní: lo intentamos pero casi nadie contestó, muy extraño en el país, pero después de todo acertamos no insistiendo en buscar anfitriones, pues Kashan dispone de alojamientos de ensueño que vale la pena disfrutar. Además, como somos una pareja que viaja por largo tiempo, necesitábamos unos días de privacidad y Kashan era el lugar perfecto, precioso y romántico.

El primer hotel con el que topamos era sucio y asqueroso y el siguiente, con una recepción moderna, ofrecía habitaciones húmedas y caras. Ya dentro de la ciudad antigua, en medio de callejones frescos y apetecibles, dos antiguas casas tradicionales reconvertidas en hotel, con jardincillos, fuentes y estanques, ofrecían una deliciosa estancia si podías regatear desde 120 euros. Si disponéis de mayor presupuesto que nosotros, vale la pena! Aquí van los nombres de algunas de ellas, para ayudaros a planificar el viaje por Irán: Sarayi Ameriha Boutique Hotel, Manouchehri House o Iranian House.

Finalmente encontramos el Ehsan Guesthouse, una casa tradicional iraní con jardín, un estanque central y restaurante en plena armonía con el lugar. La habitación con baño compartido en la terraza superior y el desayuno incluido para dos, nos costó 800.000 riels (unos 23 euros).

Ehsan Guesthouse

Nada más salir del hotel, nos dimos de bruces con una de las mezquitas más bonitas que hemos visto en Irán: la mezquita-madraza de Agba Bozorg, una extraordinaria construcción del siglo XVIII que refulgía casi dorada bajo la luz naranja del atardecer. Las paredes de ladrillo del desierto se mimetizaban con el entorno, dos grandes pórticos monumentales de entrada (iwan) lucían con azulejos verdes y azules y las celdas o salas de estudio del Corán se reunían alrededor del gran patio central, desde donde se observaba la gran cúpula y los dos minaretes. Estas mezquitas antiguas son las que más nos atraen, austeras y serenas, sin la excesiva decoración que se observa en muchas mezquitas iraníes, algunas de las cuales llegan incluso a ahogar.

Agba Borzog

Aquella noche saboreamos un delicioso estofado de verduras y carne en el patio del hotel. Allí aproveché el escondrijo que me permitían las plantas y la tenue luz de la noche, para desnudar mi cabeza del caluroso pañuelo. La camarera no se atrevió a decirme nada, y tampoco un grupo de jóvenes americanos que relamía el estofado con frenesí. De hecho, no acertaron a verme. Así lo haría cada noche, cuando las leyes de la república islámica parecían adormecerse con la serena oscuridad. Serían mis momentos.

Las antiguas casas tradicionales de Kashan

Los dos días siguientes nos pusimos las pilas con las visitas imperdibles de Kashan. Las antiguas casas tradicionales, auténticos palacios construidos por mercaderes, valían bien el precio de la entrada. Aconsejo decidir cuáles de ellas se quiere ver, pues hay muchas. Éstas son las más famosas:

-Boroujerdi House, con su fascinante torre del viento de forma fantasmagórica que es visible desde muchos lugares de la ciudad y su gran patio central, parece salida de un cuento de hadas.

Boroujerdi House

– Tabatabaie House, con sus magníficos cuatro patios, muros pintados y elegantes ventanas de cristales decorados y otras características de la arquitectura persa tradicional.

– Ameri House, un impresionante iwan o pórtico de entrada domina el patio principal, de los siete que componen esta casa. Convertida ahora en hotel, aprovechamos nuestra calidad de occidentales para, fingiendo ser posibles futuros clientes, descubrir el patio principal y algunas de las salas comunes.

Sarayi Ameriha Boutique Hotel

– Hammam del Sultán Mir Ahmad, con sus techos de cúpulas de ladrillo y vidrio, por donde entra la luz al interior. La entrada cuesta 100.000 riales pero vale la pena.

Hammam del Sultán Mir Ahmad

Una visita a Kashan no es completa sin una mañana de descubrimiento en el bazar cubierto. No lo suficientemente grande como para perderse como el bazar de Tabriz, este bazar esconde maravillas que nos harán disfrutar a cada paso y sacar la cámara sin parar: grandes bóvedas de intrincados mosaicos, patios que se abren al exterior para descubrirte que son un antiguo caravasar, grandes patios de luces de vertiginosas arcadas, baños o hammams, mezquitas diminutas camufladas entre los puestos de comercio de este bazar… fascinante!

Caravanserai

família en Kashan

Aún quedarán por descubrir algunas mezquitas de cúpulas cónicas y mosaicos de color turquesa, auténticas preciosidades que se dejarán ver por entre los muros de la ciudad antigua, cuando caminemos por sus callejones estrechos y frescos y alguien nos invite a una taza de te. Aún quedarán por descubrir las ciudades de Abyaneh que, con su singular arquitectura de arcilla se ha convertido en Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y Naín, donde se construyó la primera mezquita de Irán.

Nosotros seguimos nuestro camino por la Ruta de la Seda, hacia Uzbekistán.

Kashan, una ciudad oasis en el desierto de Irán
4.7 (93.33%) 3 votes

Entradas relacionadas

Deja un comentario

2 × 5 =