Kuala Lumpur, una capital que nos ha fascinado

Kuala Lumpur es una capital que nos ha fascinado. ¿O quizás deslumbrado?

Todo comenzó al llegar a Malasia, en un vuelo desde Kochi (India) que nos había tenido en ruta durante toda la noche. Estábamos contentos, pues cambiar de país siempre renueva la energía y revitaliza. Y durante el trayecto en bus desde el aeropuerto hasta Kuala Lumpur, en el que nos despertábamos a cabezazos de dormidos que estábamos, abríamos los ojos y exclamábamos: ¡mira, una carretera de cuatro carriles! ¡Mira, no hay vacas! ¡Mira, un basurero trabajando! ¡Mira, está todo limpio!

Kuala Lumpur es el centro de negocios de Malasia para las finanzas, la banca, los seguros, las embajadas y las artes y está emergiendo como capital económica y financiera del sudeste asiático, con tantas ganas y fuerza que está ganando el puesto a Bangkok y ojo con Singapur.

Torres Petronas de Kuala Lumpur

Para atraer todo este potencial económico, era necesario dotar a la ciudad de la infraestructura necesaria: se han demolido las cabañas y se sigue construyendo, sin tregua, grandes edificios de negocios firmados por arquitectos de renombre, centros comerciales de diseño suntuoso, hoteles lujosos y edificios gubernamentales modernos que conservan elementos decorativos islámicos. Todo ello sin olvidar el edificio más importante, convertido en el símbolo del país y muestra de su poder económico: las espectaculares Torres Petronas.

Tiendas en Kuala Lumpur

Nuestros días en Kuala Lumpur empiezan desayunando junto a la ventana del tercer piso de Le Village Gh, un agujero dentro del agujero que es Chinatown, apto sólo para presupuestos muy ajustados. Desde aquí tomamos un bus gratuito que cruza la ciudad desde Chinatown hasta la zona comercial -Bukit Bintang- y las Torres Petronas -KLCC-. Sí, gratuito. Y limpio. Y con aire acondicionado. ¡Y nuevecito! No nos lo podemos creer, después de 3 meses por India, viajando en autobuses destartalados, sucios y malolientes, ¡ahora parecemos dos niños con zapatos nuevos!

Bajamos a Bukit Bintang. Las chicas se pasean con pantalones estilizados o minifaldas, tacones altísimos, maquillaje y cabello recogido y bien vistoso y, las musulmanas con elegantes pañuelos cubriéndoles el pelo. ¡Esto es otro mundo! Está lleno de expatriados y turistas venidos de todas partes y se ven también algunos millonarios árabes que llegan en coche oscuro, con sus mujeres tapadas de abajo a arriba.

Y ahora pasean por esta ciudad, pequeña y tranquila, malasios, chinos y hindis -la población principal del país-, y expatriados y turistas venidos de todas partes.

Mezquita Masjid Negara de Kuala Lumpur

Visitamos la antigua estación de tren, de inspiración morisca y mogola, antes de llegar a la hermosa mezquita Masjid Negara, donde dos mujeres musulmanas insisten en convertirnos al islam. Agradecemos su interés pero les hacemos entender que preferimos refugiarnos en nuestras creencias. Y disfrutamos de un tranquilo paseo por un parque cercano, refugiándose del calor a la sombra de los árboles, antes de visitar la Catedral de Santa María, justo frente a la plaza Merdeka donde está el edificio del Sultán Abdul Samad.

Edificio del Sultán Abdul Samad en Kuala Lumpur

Para terminar el paseo de la mañana, visitamos la pequeña mezquita Masjid Jamek, encajonada entre el paso elevado del metro urbano y un McDonalds, antes de volver a Little India y Chinatown, cerca uno del otro y dar así por terminada la visita a esta ciudad encantadora, que nos ha brindado dos días de relax.

Torres Petronas de Kuala Lumpur. Imagen nocturna

Información práctica de Kuala Lumpur

Situación: Desde el aeropuerto Kuala Lumpur International Airport 2, (KLIA 2) de donde salen los vuelos low cost, la opción más económica es coger un bus. Tarda una hora en llegar a la ciudad y para en diferentes lugares como KL Sentral, que dispone de estación de metro. Para también en la estación de Puduraya, ubicada a 300 metros de Chinatown y ante este conocido barrio.

Desde la estación de Puduraya salen numerosos buses hacia diferentes destinos del país como Georgetown o Cameron Highlands.

Hay dos líneas de autobuses para viajar gratuitamente por el centro, que son el violeta y el verde. Ambas te dejan delante o muy cerca de las Torres Petronas.

Mapa transporte urbano en Kuala Lumpur
Alojamiento:

– Le Village. Situado en Jalan Petaling, en pleno corazón de Chinatown, se trata de una guesthouse básica sólo apta para presupuestos ajustados. Habitación doble con baño compartido y ventilador por 40MYR.

– Birdness 2. Situado frente a la estación de metro de Pasar Seni, de donde salen los autobuses gratuitos al centro. Habitación doble con ventilador, y ventana en el pasillo, con baño y cocina compartida por 40MYR. En mejores condiciones que el anterior y mejor situado. Recomendable.

Dónde comer: Comemos en el mismo centro comercial de las Torres Petronas, donde hay un espectacular food center, alejándonos de los caras, y sucios, puestos de la calle donde la comida es insípida y escasa. Quien prefiera los puestos de la calle, en Chinatown o en la calle Jalan Alor (cerca de Bukit Bintang) encontrará tantas como desee.

 

Kuala Lumpur, una capital que nos ha fascinado
Ayudanos a mejorar, valora la entrada!

Entradas relacionadas

Deja un comentario

uno × dos =