La Ruta de la Seda: la legendaria ciudad oasi de Kashgar

La Ruta de la Seda era una red de rutas comerciales entre Asia y Europa que se extendía desde Xi’an hasta Antioquia y Estambul, de Oriente a Occidente y viceversa. Una de las ciudades-oasis, parada obligatoria de las caravanas, era Kashgar, situada estratégicamente en la cuenca del Tarim. En sus mercados se podían escuchar muchas lenguas y ver personas de distintas razas – africanos, semitas, turcos, indios, chinos, tibetanos y mongoles – Todos ellos practicaban distintas religiones: maniqueismo, judaísmo, zoroastrismo, islamismo, cristianismo, nestoriano, chamanismo y sobre todo, budismo.

Actualmente rebautizada como Xinjiang, la zona está habitada por los uigures, uno de los pueblos turcos que viven en la parte oeste de China. Esta región formaba parte del antiguo Turquestán que limitaba desde el mar Caspio hasta el desierto del Gobi.

Su idioma es una variante del turco y su religión es el Islam. El censo publicado en el año 2000 estimaba que sólo en Xinjiang viven 8.400000 uigures, aunque también se pueden encontrar en el Kyrgyzstan, Kazhastan y Uzbekistán.

Hoy en día el área esta ocupada por chinos colonialistas de la etnia Han, siguiendo la política de su gobierno de acabar con las culturas minoritarias, tal y como están haciendo en el Tíbet. Pero a diferencia de allí lo que sucede en Xinjiang no tiene repercusión mundial.

Ver Kashgar es ver un choque de civilizaciones. Sus habitantes no se mezclan entre sí y tan sólo hay que cruzar una calle para pasar de un mundo a otro, del siglo XV al siglo XXI. Si visitas Kashgar verás dos ciudades en una: la ciudad uigur con sus callejuelas y casas bajas dispuestas alrededor de la mezquita de Id Kah, por donde pasearás tranquilamente por las estrechas calles, amparadas por casas de planta baja. Te recrearás con el olor de las especias y del cordero a la brasa y el pan caliente, mientras esquivas carros tirados por asnos.


ciudad antigua de Kashgar

carniceria en la ciudad antigua de Kashgar

puesto de kebabs en la antigua ciudad de Kashgar

uigures comiendo kebabs en la ciudad de Kashgar

Pero si estás en la parte china, Kashgar es como cualquier otra ciudad de este país, con sus anodinos edificios y sus avenidas de varios carriles, donde vas a perderte entre letreros comerciales, mientras esquivas silenciosas motos eléctricas. Y en el centro, una gran estatua de Mao como recuerdo de su imborrable visita.

Estatua de Mao en Kashgar

(Viaje realizado en octubre, noviembre y diciembre de 2007)

Más sobre Kashgar en Mercados del mundo

NOTA: ¿Vas a viajar a China? No dejes de leer nuestra guía de viajes de China, con información práctica, consejos para comprar billetes de tren e itinerarios para viajar por este país.

La Ruta de la Seda: la legendaria ciudad oasi de Kashgar
5 (100%) 1 vote

Entradas relacionadas

Deja un comentario

4 × cuatro =