Laos: lluvia en Vang Vieng y preciosos templos budistas en Vientiane

Tocaba irse de Luang Prabang y decir adiós a los maravillosos templos, las bonitas cafeterías y también el fantástico mercado nocturno de comida, Van Vieng y Vientiane eran las dos siguientes paradas en nuestra ruta por Laos.

Dada la mínima diferencia de precio con el autobús, este desplazamiento lo hicimos en una mini-van en perfecto estado, contratada en una guesthouse y compartida con otros turistas, una gran novedad para nosotros. El trayecto, lleno de curvas y con mucha niebla, hacía que en muchos tramos no se viera la carretera. Sufríamos porque en una de estas curvas el conductor tirara por el recto, pero finalmente el cielo se abrió y pudimos disfrutar del paisaje verde y montañoso del norte de Laos. Bueno… yo no, que me maree como una sopa a pesar de estar acostumbrado a las carreteras del Himalaya. La próxima vez iré en bus, visto que el lujo no es para mí…

Vang Vieng, bonitos paisajes y mucha lluvia

Lo cierto es que el paisaje es muy bonito y vale la pena venir para verlo. Pero durante los dos días que estuvimos no paró de llover. Tan sólo pudimos disfrutar de un par de ratos sin lluvia para salir a pasear. El río, con la crecida, incluso se llevó un puente de bambú que cruzaba hacia una zona de guesthouses. Así que, viendo que el tiempo no cambiaba, tuvimos que hacer mochilas y continuar viaje hacia el sur, hacia Vientiane.

Paisaje de Vang Vieng

templo en vang vieng

Vientiane, la agradable capital de Laos

Vientiane parece un pueblo, nada que ver con la caótica Bangkok. Tampoco es tan bonita como esta, pero para pasar uno o dos días está bastante bien.

Nos costó encontrar hotel, pues estaba casi todo ocupado. Últimamente el turismo en Laos y en la capital ha aumentado ostensiblemente. Así que si viajáis en temporada alta, procurad reservar con antelación.

Lo que más nos gustó de la capital es que muchos de los templos se pueden visitar sin tener que coger ningún tipo de transporte. Y es que recorrer las ciudades andando, para nosotros no tiene precio.

Así pues, cogimos un plano y seguimos la calle principal, ancha y bien cuidada, en dirección al monumento Patuxai o Arco del Triunfo de Vientiane, denominado popularmente como la pista vertical. Le llaman así porque el hormigón con que se construyó fue desviado de los fondos donados por EE.UU para la construcción de un nuevo aeropuerto.

Patuxai o arco del triunfo en Vientiane

Desde aquí fuimos a visitar el templo de Wat Si Saket, el más antiguo de la ciudad. Construido entre los años 1819 y 1824 por orden del Rey Anouvong (Sethathirath V.) el wat fue construido en el estilo siamés de la arquitectura budista, y no en el estilo Lao. Parece que este es el motivo por el cual no fue saqueado en 1827 por el ejército de Siam cuando invadió Vientiane.

Estatua de Buda en un templo de Vientiane

Es un templo impresionante, situado en medio de unos jardines que invitan a sentarse y relajarse. Tiene cinco tejados ornamentales y se encuentra rodeado por un muro que alberga más de 2.000 estatuas de Buda, de cerámica y plata, de varios tamaños. Seguro que no os deja indiferentes.

Cabeza de Buda en Vientiane
Estatua de Buda sentado en Vientiane

Por la tarde aún nos quedó tiempo de recorrer la ciudad y ver alguno de los muchos wats que se encuentran en el centro, como este de abajo, cerca de la zona de hoteles.

Templo en Vientiane

Pero el templo que más nos gustó fue el Wat Si Muang, porque fue donde vimos más vida.  En este templo se mezclan creencias animistas con el budismo Theravada. Situado en el centro de la ciudad, a poca distancia del wat de la imagen superior, es el más venerado de Vientiane, con la excepción de That Luang, que se encuentra en las afueras.

Rezando en un templo de Vientiane

Y el viaje va finalizando

A pesar de haber planificado desde casa una ruta por el sur del país, decidimos que nuestro viaje por Laos había acabado aquí, en el centro del país. Al día siguiente tomamos un bus para ir a Udon Thani, Tailandia, ciudad que se encuentra a poca distancia de la frontera. Una vez en Tailandia ya decidiríamos si ir a Siem Reap, para ver los templos de Angkor, o volar a Bangkok y terminar el viaje disfrutando de un merecido descanso en alguna playita. Y que creéis que escogimos? ¡La playita, claro!

Laos: lluvia en Vang Vieng y preciosos templos budistas en Vientiane
Ayudanos a mejorar, valora la entrada!

Entradas relacionadas

4 comentarios en “Laos: lluvia en Vang Vieng y preciosos templos budistas en Vientiane

  1. Hola viajeros!! Estamos ahora mismo en vang vieng recién llegado, tenemos pensado estar dos o tres días por aquí y luego tomar un mini bus dirección udon thani…quería hacerles unas preguntas si no es mucha molestia….cuanto tardaron en llegar a vientiane? De vientiane a udon thani aeropuerto cuanto tardan y en qué se desplazaron hasta allí? Y tema del paso por la frontera…muchas gracias de antemano compañeros viajeros!!!

    • De Vang Vieng a Vientiane creo que fueron unas 3 horas aunque la verdad no me acuerdo muy bien.

      De vientiane a Udon Thani creo que fue 1 hora hasta la frontera o algo así y luego 15 minutos de la frontera hasta Udon Thani.

      Más o menos es algo así, aunque la verdad es que no me acuerdo muy bien. Suelo recordar bastante estos datos de todos los viajes, aunque extrañamente de laos tengo lagunas.

      Saludos y disfrutad del viaje!

Deja un comentario

4 + 14 =