Macao, la perla portuguesa de Oriente

Los portugueses se asentaron en Macao en el siglo XVI, trás el derecho otorgado por el gobierno chino para establecerse con la condición de limpiar la zona de piratas. En 1887 pasó a formar oficialmente parte de Portugal, convirtiéndose en el primer asentamiento europeo en el Próximo Oriente. En 1999 se convirtió en Región Administrativa Especial de China, trás más de 400 años de administración portuguesa.

Macau mantiene su propio sistema de gobierno, aunque bajo la influéncia del gobierno chino. Su economía ha crecido rápidamente debido a la apertura de casinos. Miles de turistas chinos acuden todos los días para jugar en sus casinos y visitar el centro histórico lo que ha elevado su nivel de vida equiparándola a la de algunos países europeos.

Desde Hong Kong la forma más práctica de ir es en ferry. Como el trayecto sólo dura una hora, ni nos planteamos el pasar la noche allí.

Qué ver en Macao

Templo Sam Kai Vui Kun. Situado en una callejuela a la izquierda de la plaza principal, en la zona del antiguo bazar chino.

Templo Sam Kai Vui Kun en Macao

El templo fue construido gracias a la aportación de antiguas asociaciones de empresarios chinos y, según explican, es testimonio del respeto entre las comunidades chinas y portuguesas. Sinceramente, yo no vi en qué, pero como no soy ningún entendido en arte, mejor que cada uno lo vea y opine.

Espirales de incienso en Macao
Espirales de incienso en Macao

Es un templo pequeño con unas espirales de incienso preciosas en el techo. Junto a Víctor – nuestro compañero de viaje – hicimos aquí una ofrenda para desearnos suerte en el viaje.

Centro histórico de Macao.

El centro histórico es consecuencia de más de 400 años de intercambio cultural entre China y Occidente. Es muy interesante recorrer el centro y observar este mestizaje. Podréis ver tiendas chinas donde venden jamones y edificios de estilo mediterraneo y chino mezclándose entre sí.

Centro histórico de Macao

Recorrer el centro histórico, fue de lo más interesante en nuestra visita a Macao. Perderse por la calles, contemplar la fusión de Oriente y el Occidente más ibérico, fue muy interesante y no solo en el aspecto arquitectónico porque en la comida también hay una importante fusión entre las dos culturas. Así, no nos estuvimos de comer un arroz frito con bacalao, simplemente delicioso, y unas castañas asadas que nos recordaron un poco nuestra casa.

Entre otros edificios históricos, visitamos el Teatro Don Pedro, el Senado, la Plaza del Senado, la Catedral, la Iglesia de Sant Domingo, la fachada de la Iglesia de San Pablo y la fortaleza, situada a pocos metros de esta.

Iglesia de San Domingo en Macao
Iglesia de San Pablo en Macao
¿Donde coger el ferry, en Hong Kong?

Si estáis alojados en Tsim Sha Tsui – Kowloon – la mejor opción es dirigiros a la Terminal Central, desde donde salen ferrys frecuentes.

En esta misma estación, hay una oficina donde se pueden reservar billetes de tren por china, así que aprovechamos para hacer la reserva de los billetes en litera dura para el trayecto Shenzen – Guilin, para dos días después, pagando una comisión, eso sí.

Los billetes de tren tendréis que recogerlos en la oficina central, a la que se puede llegar en metro.

Llegamos a Macao a mediodía y regresamos por la noche. Así que aparte de lo aquí explicado, aún queda mucho por ver. Antes que nada, deciros que el bus número 3 os deja en el centro, desde la estación de ferry.

Visado y moneda: No se necesita visado para entrar en Macao, aunque sí pasaporte. Tampoco es necesario cambiar moneda ya que los dólares de Hong Kong son aceptados y la conversión es igual. De todos modos que sepáis que la moneda es la Pataca y que es una moneda bonita para coleccionar, por si os decidís a cambiar.

📝 Más información en la Guía de Viaje de China

Macao, la perla portuguesa de Oriente
4.5 (90%) 2 votes

Entradas relacionadas

4 comentarios en “Macao, la perla portuguesa de Oriente

  1. Pues nosotros si que haremos noche, tenemos un vuelo de Macao a Bangkok, así que pasaremos un día allí.
    Nosotros que coleccionamos billetes de los países que visitamos, ya tenemos otra moneda mas, jejejeje
    Se habla portugués?

Deja un comentario

dieciseis + 11 =