Por los caminos del Mundo. Monasterio de Labrang, Xiahe, Tibet histórico

Respiro con dificultad, espasmódicamente. A cada paso que doy, las piernas más me pesan y la cabeza me duele y me baila de un lugar a otro. El templo de la derecha se me nubla y siento que pierdo el equilibrio. De repente, una mano providencial aparece por detrás y me sujeta fuerte del brazo, evitándome una caída inminente. Me conduce hacia la puerta del templo y me ayuda a sentarme en el rellano. Chirrían los molinillos de oración y sus giros me marean aún más. Respiro hondo, llenándome tanto de aire como puedo, hasta que consigo recobrar el aliento. La mujer se despide y continúa su kora diaria.

Encajado en una planicie rodeada de altas montañas a 3.000 metros de altura, el complejo monástico de Labrang, en el antiguo Tibet –actualmente dentro de la provincia de Gansu- es uno de los seis más grandes de la orden Gelupka. Sus edificaciones pueden alojar hasta 4.000 monjes. Templos, estupas, salas de oración, altares y seis escuelas monásticas se suceden intramuros. Tejados dorados de estilo arquitectónico tibetano-han decoran 18 preciosos templos.

Un murmullo suave danza por los callejones cercanos al río, oraciones melódicas de entre las que emerge el sonido primordial, la sílaba om, que se repite sin final. He de reiniciar el camino delante de los mismos molinillos de oración que no he llegado a girar, pero me desanimo: ¡deben quedarme centenares aún! Los veo bien alineados, pequeños pero pesados, incrustados en unos muros que se alargan sin límite hasta que se los traga la penumbra. Hasta el brazo se queja de tantos que ha girado. No os había dicho aún que la kora o circuito ritual de Labrang tiene 3 kilómetros de muros encalados en blanco y 1.174 molinillos de oración que esperan ser girados.

Mañana lo volveré a intentar.

 

Por los caminos del Mundo. Monasterio de Labrang, Xiahe, Tibet histórico
Ayudanos a mejorar, valora la entrada!

Entradas relacionadas

Deja un comentario

tres × 5 =