Parque Nacional de Kaziranga, Assam, India

Tezpur nos recibía a oscuras, con todo cerrado, sin ninguna posibilidad de comer. Cansados, llenos de polvo y con los huesos molidos. Tiramos la mochila al fondo de la habitación y nos metimos en la cama sin tan siquiera ducharnos. Tawang y el frio quedaban ya lejos, a 16 horas de viaje, por una carretera infernal, en un jeep compartido con otras 8 personas. Había sido un día duro, de los que más en este viaje. Estábamos hambrientos, sin desayunar, sin comer, sin cenar.

A la mañana siguiente, una buena ducha y un abundante desayuno nos devolvió el buen humor. Miramos la hoja de ruta: nuestro siguiente destino era Ziro, a dos días de viaje. Demasiado. Teníamos que cambiar la ruta y descansar. Miramos el mapa: el Parque Nacional de Kaziranga quedaba tan solo a un par de horas. ¿Y porque no?

imagen del cartel con el censo de animales del parque
Censo de animales del parque nacional

Este parque cuenta con la mayor población de rinocerontes de Asia y un buen número de ejemplares de bisonte indio, ciervos, elefantes y tigres, aunque estos últimos son bastante difíciles de ver. Además, junto al parque hay plantaciones del famoso té de Assam, que embellece un paisaje ya de por si bonito.

image de Nuria en los campos de te

Nos alojamos en un básico bungalow con terraza y jardín, a un precio ridículo. Allí coincidimos con Steve y Jane, una pareja muy simpática que venían de Arunachal y nos proporcionarían mucha información. Con ellos acordamos contratar un tour en jeep por la parte central del parque, para intentar ver rinocerontes.

Así, por la mañana, estábamos ya subidos en el 4×4 para visitar el parque. Ni que decir tiene que de rinocerontes prácticamente no vimos ninguno, pero de turistas indios un montón. Aún y así, valió la pena llegar hasta aquí porque los paisajes eran bonitos y sobretodo por encontrar alguien con quien charlar después de tantos días solos.

image de turistas indios sobre elefantesimage de turistas indios sobre vehículos

Nos despedimos a mediodía, el parque estaba lleno y no tuvimos la posibilidad de quedarnos una noche más. Partimos en direcciones opuestas, ellos hacia Guwahati y nosotros hacia Sivasagar, donde llegamos al caer la tarde.

Encontrar hotel fue complicado, por mucho que preguntábamos nadie sabia indicarnos. Pero la suerte se alió con nosotros en forma de turistas indios, que nos subieron al coche y nos llevaron hasta el hotel donde se despidieron de nosotros con un abrazo. Y es que si en general la gente en Asia es muy amable, en Assam esa amabilidad es extraordinaria.

Parque Nacional de Kaziranga, Assam, India
Ayudanos a mejorar, valora la entrada!

Entradas relacionadas

2 comentarios en “Parque Nacional de Kaziranga, Assam, India

Deja un comentario

cinco + 11 =