Pueblos con encanto de Francia: Carcasona, Minerve y la Abadía de Fontfroide

Con cuatro días de fiesta por delante, lo que menos pensaba era en quedarme en casa. Así pues, había que buscar dónde ir y que no estuviera demasiado lejos. Decidimos visitar pueblos con encanto de Francia: Carcasona, Caunes-Minervois, Minerve y la Abadía de Fontfroide, que nos quedaba a la distancia perfecta para no perder demasiado tiempo en el viaje.

Como llegaríamos al atardecer, llevábamos el alojamiento reservado. Nos decidimos por el Etap Hotel la Cité, con una buena relación calidad precio. No fue difícil de encontrar, pues como muchos otros estaba situado en un polígono a las afueras de la ciudad, donde también hay supermercados y restaurantes de comida rápida.

Después de dejar las cosas, nos dirigimos al centro, donde cenamos unos mejillones con salsa que estaban para chuparse los dedos.

La ciudadela medieval de Carcasona

La mañana siguiente visitamos la ciudadela de Carcasona, perfectamente restaurada durante la segunda mitad del siglo XIX y declarada Patrimonio de la Humanidad en 1997. Su interior es el de una antigua ciudad medieval, con sus callejuelas y sus casas de piedra, que actualmente se han convertido en tiendas, cafeterías y restaurantes. Castillo de Carcasona

Castillo de Carcasona

Puerta de acceso a la ciudadela de Carcasona

Puerta de acceso a la ciudadela de Carcasona  Puente sobre el foso del castillo de los Condes de Carcasona

Puente sobre el foso del castillo de los Condes de Carcasona

Castillo de los Condes de Carcasona

Castillo de los Condes de Carcasona

El acceso al recinto amurallado y la basílica de Saint Nazaire es gratuita, no así la visita al castillo de los Condes de Carcasona, que es de pago.

Restaurante en el interior de la ciudadela de Carcasona

Restaurante en el interior de la ciudadela de Carcasona

Plaza en el interior de la ciudadela de Carcasona

Plaza y taberna en el interior de la ciudadela de Carcasona

La Abadía de Saint Pierre y Saint Paul y Minerve

Al día siguiente nos dirigimos, a través de preciosas extensiones de viñedos, hacia la abadía benedictina románica de Saint Pierre y Saint Paul, en la pequeña población de Caunes-Minervois. Fue fundada en 780 por el abad Anián y se benefició desde el siglo VIII hasta el siglo XI de donaciones de tierra y privilegios. En el siglo XII aumentó sus dominios al recibir bienes confiscados a los cátaros. Desde 1948 está declarada como Monumento Nacional de Francia.

abadía benedictina románica de Saint Pierre y Saint Paul

Abadía benedictina románica de Saint Pierre y Saint PaulIglesia cerca de Minervois

Paisaje en la Abadia cercana a Minervois

En las afueras se encuentra esta pequeña iglesia rodeada de un paisaje muy bonito. Desde aquí continuamos nuestra ruta hasta Minerve, un pueblo medieval clasificado con el sello de calidad Les plus beaux villages de France (Los pueblos más bellos de Francia).

Pueblo de Minerve

De vuelta a Carcasona paramos en un mercado improvisado en la carretera, donde compramos vino de la región. Un vino muy bueno que recomendamos probar.

La Abadía de Fontfroide o Fontfreda

Para el último día dejamos la visita de la maravillosa Abadía de Fontfroide. Situada a 14 km al suroeste de Narbona, fue fundada en el siglo XI por el Vizconde Eimeric I de Narbona y desde 1862, está considerada como Monumento Histórico.

Abadía de Fontfroide

Patio de la Abadía

Pórtico de la Abadía de Fontfroide  Figuras ante una de las puertas de acceso a la Abadía de Fontfroide

Nos apetecía mucho visitar esta abadía porque guarda relación con el Monasterio de Poblet que, al estar cerca de casa, hemos visitado en varias ocasiones.

Cuando Ramón Berenguer IV, Conde de Barcelona entre 1131 y 1162, decidió fundar un monasterio en las tierras conquistadas a los sarracenos, pensó en los cistercienses, dirigiéndose al Abad Sancho de Fontfroide para levantar el monasterio, el 1151.

La abadía está situada en medio de un macizo montañoso, rodeada de pinos y cipreses, en un entorno espectacular. La entrada es de pago y las visitas son guiadas, pero vale la pena esta visita pues la abadía es preciosa.

Y aquí, en un lugar tan bonito como este, dimos por terminado este pequeño viaje que  nos encantó y que con esta entrada os recomendamos.

 

 

 

Pueblos con encanto de Francia: Carcasona, Minerve y la Abadía de Fontfroide
4.8 (95.24%) 21 votes

Entradas relacionadas

4 comentarios en “Pueblos con encanto de Francia: Carcasona, Minerve y la Abadía de Fontfroide

  1. me gusta mucho la arquitectura medieval de los países europeos. Por las imágenes, me gustaría mucho poder visitar este hermoso lugar.

Deja un comentario

cinco + 16 =