Rumbo a Estambul. Viaje por la Anatolia sur oriental.

Barcelona era el inicio de un día muy largo aunque cargado de emociones y alegrías. El reencuentro con los amigos, con los cuales celebramos la publicación de varios artículos en la revista Altaïr dedicada a Asia Central, escritos por German Aguilar, Víctor Molero, Eduard Balsebre y  Núria Borràs, co-autora de este blog.

Además, de madrugada salía nuestro vuelo a Turquía. Así que preveíamos una tarde-noche de lo más divertida.

Miembros de Amu daria
Algunos de los miembros de la Asociación Amu Daria

Amu daria

Articulistas Altaïr Asia Central
Germán Aguilar, Victor Molero y Núria Borràs. Tres de los cuatro miembros de Amu Daria que han colaborado en la revista Altaïr dedicada a Asia Central

La cena, a base de durums y kebabs, era sólo el aperitivo de los deliciosos platos que al día siguiente disfrutaríamos en Turquía. Las cervezas y los gin-tonics en el bar y un ratito en el cómodo sofá de la Iconoclasta Guesthouse cerraron la noche.

Pocas horas después, sin dormir, aterrizamos en Estambul, la puerta de Oriente. Esta vez decidimos alojarnos en Kadikoy, un barrio que no conocíamos, situado en la parte asiática. Y lo cierto es que acertamos, porque además de que el barrio tenía mucho ambiente, la guesthouse estaba muy bien.

Pescador en estambul

En este barrio hay un ambiente puramente turco, muy cosmopolita, lleno de bares y como no, de lokantasis, los típicos restaurantes turcos, donde puedes comer deliciosos platos a un precio económico.

Platos del restaurante turco
Carne de ternera con patatas y berenjena; estofado de ocra; ternera estofada con champiñones y puré de patata gratinado; hojas de parra y berenjena y pimiento rellenos de arroz. Y para beber Ayran, una especie de yogur.

Las calles llenas de gente paseando, teterías a la orilla del mar de Mármara y música en directo. Unas canciones preciosas que hemos escuchado una y otra vez de la mano de los cantantes turcos Tarkan o Yaz Bitmeden y que aquí hemos tarareado emocionados.

Música en kadikoy

Música turca en Kadikoy

El cuerno de oro, en estambul

Y para acabar la tarde Estambul nos regalaba una bonita postal del Cuerno de Oro. ¿Se puede pedir más?

Te puede interesar

2 comentarios en “Rumbo a Estambul. Viaje por la Anatolia sur oriental.”

Deja un comentario

16 − 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.