Sivas: arquitectura Selyúcida en Anatólia Central

El vuelo de la compañía Anadolu Jet llega con retraso al aeropuerto de Sivas. Miramos por la ventanilla y no sé si será por no haber dormido, pero el paisaje, seco y feo, nos da la sensación de estar en medio de la nada. Fuera, dos autobuses esperan a los viajeros. Uno es el local y el otro va directo a la ciudad, sin paradas intermedias. Tomamos este, que también es el que cogen la mayoría de turcos.

Desde allí, el paisaje no parece tan feo. Al fondo se ven algunas montañas con picos nevados. Y de camino a la ciudad vemos los pastores con rebaños de ovejas y una familia haciendo picnic en un prado.

El revisor – en Turquía siempre hay un ayudante del conductor, encargado de cobrar a los clientes y servir agua, té o refrescos durante el trayecto – nos pregunta dónde tenemos que bajar. Le decimos el nombre del hotel y nos deja al lado.

Sivas es una ciudad de provincias situada en medio de la Anatolia. Habitada por hititas y romanos, actualmente su interés son los caravasares y madrasas construidas por Selyúcidas y Otomanos.

En esta ciudad Attaturk sentó las bases de la República, con el Congreso de Sivas, en 1919, para consolidar la resistencia turca tras la desintegración del imperio Otomano. La figura de Attaturk es controvertida. Para la mayoría de turcos es un héroe nacional, pero en cambio los kurdos lo ven como un fascista a la altura de Franco, Hitler, Mao, Mussolini o Stalin. Así que hay que tener cuidado al hablar de política en este país.

La plaza, el punto principal de interés turístico de Sivas

Política al margen, el punto principal de interés es la plaza Hukumet Meydani, donde se encuentran los principales monumentos. Como nos queda a poca distancia del hotel, lo primero que hacemos es ir allí.

Plaza_con_los_principales_monumentos_de_Sivas

La plaza nos sorprende gratamente. Aquí se encuentran los principales monumentos de interés, pero es que además la plaza hierve de vida ya que las familias de Sivas vienen aquí a pasear. Uno de los monumentos, la Bürüciye Medressi, es actualmente una tetería y mientras los niños corren por la plaza, los padres aprovechan para pasar la tarde bebiendo té.

La Bürüciye Madraza fue construida en 1271, por Hibetullah Burucerdioglu Muzaffer, un empresario iraní, para la enseñanza de las “ciencias positivas” que no sé muy bien qué debe significar. Siguiendo el ejemplo de los turcos, establecemos esta madraza como “campo base” y prácticamente no nos moveremos de aquí.

Madrasa_actualmente_tetería_en_Sivas

Al lado se encuentra la Sifaiye Medressi, construida en 1218, fue una de las escuelas de medicina más importante de los Selyúcidas. Delante se encuentra todo lo que queda de la Cifte Minare Medrese: una fachada de piedra con dos minaretes con estilo propio de Asia Central.

Minaretes_en_la_madraza_de Sivas

Mezquita

Vigilante, la Kale Camii se sitúa un punto más alto para recordar el control del Islam sobre la vida de la población.

Nos vamos a cenar. Cerca de la Avenida Attaturk Caddessi hay algunos restaurantes donde comer Pide – la pizza turca – o platos de kebab. Nos decidimos por la carne y cenamos un plato de kebab y uno de köfte, unas hamburguesas pequeñas que están deliciosas. Para beber, como siempre que visitamos Turquía, pedimos ayran, una bebida a base de yogur con pepino. Para terminar y sin que lo hayamos pedido, nos sirven té.

Más monumentos Otomanos y Selyúcidas: la Sivas en restauración

El día siguiente lo dedicamos  a visitar más monumentos. Algunos están en proceso de restauración, pero cuando estén terminados Sivas será una de las ciudades imprescindibles para todo aquel al que le guste la arquitectura Selyúcida y Otomana.

Así, delante mismo del hotel tenemos un caravasar que las obras no nos permiten visitar. A pocos metros hay un antiguo hammam. Meto la cabeza, dos hombres me hacen pasar y me invitan a té. Es fantástico viajar por Turquía, la amabilidad de la gente es extraordinaria. Les hago una foto de recuerdo y salgo fuera, donde Nuria, que ha visitado el hammam de las mujeres, ya me espera.

hammam_en_Sivas

Continuamos el recorrido hasta llegar a otra madraza, la Gök Medresse, con dos minaretes como los de la Cifte Minare. Desgraciadamente está en restauración y tampoco la podemos visitar, así que nos vamos a ver una mezquita que queda cerca. La Ulu Camii, es uno de los edificios más antiguos de la ciudad, pues fue construida en 1197.

Tumbas

Volviendo a la plaza pasamos por un pequeño bazar restaurado, que no dejamos de visitar. Y como es la hora de la oración, vamos a la Pasa Camii donde disfrutamos de un rato de descanso viendo como rezan los fieles.

Después de la oración nos vamos a comer. Volvemos a la plaza donde, en un nivel inferior, hay un bonito restaurante con terraza a la sombra, donde disfrutamos de unos deliciosos mezze. Pasamos la tarde aquí y volvemos al hotel para preparar las mochilas. Mañana nos iremos a Tokat, otra ciudad que nos cautivará.

Información práctica del viaje y fotografias de Sivas

  • Si tenéis intención de visitar esta región, en este enlace tenéis los datos prácticos de este viaje.
  • I si quereis ver más fotografías de Sivas podéis visitar nuestra galeria de Flickr.
Sivas: arquitectura Selyúcida en Anatólia Central
Ayudanos a mejorar, valora la entrada!

Entradas relacionadas

2 comentarios en “Sivas: arquitectura Selyúcida en Anatólia Central

  1. Muy buen post, decir que Sivas es uno de los lugares mas importantes de la comunidad Aleví. Los alevís son una minoria musulmana que constituye alrededor del 30 % población turca. Ellos seguidores de Alí. No tienen mezquitas, ya que su lider fue asesinado en una, por ello se suelen reunir en una especie de centros culturales denominados cemevi, en los cuales hombres y mujeres comparten los mismos lugares, esto ha hecho que la mujer alevi turca sean mas respetadas que las sunís y son consideradas como iguales. Los alevis usan simbolos como retratos de su lider, no llevan a cabo el ramadan y suelen ser mas abiertos politica y socialmente.

    Los alevis son muy combativos politicamente ya que desde la época otomana han sido perseguidos y muchas veces asesinados. Este hecho provoco que el congreso germen de la moderna Turquia se celebrase en Sivas, ya que la población aleví apoyo masivamente al laicista Atatürk buscando una mejora en sus condiciones sociales. De hecho los alevís suelen apoyar masivamente al partido CHP, partido laicista que fue creado por el propio Atatürk, ya que prefieren ser gobernados por este partido y no por el islamista suní AKP, el cual ha mantenido una política de marginación social de esta comunidad.

    • La verdad es que toda esta región me ha parecido más abierta que otras partes de Turquia que he visitado. Quizás sea por la presencia alevita, aunque en 1993, en Sivas, murieron quemadas 36 personas (la mayoría alevitas y algunos intelectuales) cuando unos fanáticos sunitas quemaron el hotel donde se celebraba un congreso.

      Muy buen apunte sobre esta comunidad religiosa, por sus costumbres, una rareza dentro del islam tal y como tu has explicado.

      Saludos!

Deja un comentario

9 − cuatro =