Van: la antigua civilización de Urartu y la iglesia armenia de Akdamar

Desde lo alto del montículo, coronado por una vieja fortaleza de la antigua civilización de Urartu, de la que apenas quedan cuatro piedras, nos impregnamos del verdor de los prados, del amarillo de las hojas caídas y del blanco de las cumbres de los volcanes que irrumpieron el curso de los ríos y crearon este magnífico lago: el lago Van. Nuestra mirada se pierde en el horizonte y el espíritu brinca buceando en el color turquesa de sus aguas.

Lago Van

El lago Van es el más grande de Turquía y da nombre a la ciudad que nos alberga. Muchos de sus habitantes son kurdos, un pueblo esparcido por cuatro países: Turquía, Irán, Irak y Siria. Se calcula su población entre los 27 y los 36 millones y habitan en una región que llaman Kurdistán, un país no reconocido por las Naciones Unidas. Se trata de un pueblo perseguido y arrinconado, que a nosotros nos ha mostrado su calidez y su generosidad.

Visitamos también la isla de Akdamar, donde hay Iglesia Catedral de la Santa Cruz, de origen armenio, que el gobierno turco ha reconstruido recientemente como un primer paso para la reconciliación entre Turquía y Armenia, enemistados desde hace más de 100 años.

El origen de esta iglesia se debe al Gagik I Artsruni (908-943) del reino armenio de Vaspurakan, que eligió esta isla como una de sus residencias, fundando un asentamiento allí. La única estructura de pie de ese período es la Catedral. Fue construida durante los años 915-921. Formó parte de un complejo monástico, hasta que en 1915, durante el Genocidio Armenio, la iglesia fue saqueada y los edificios monásticos destruidos.

La iglesia permaneció en desuso durante las décadas posteriores a 1915. Cuando el escritor y periodista Yaşar Kemal visitó la isla de Akhtamar en 1951, descubrió que estaba a punto de ser demolida. Usando sus contactos, ayudó a detener la destrucción planificada. La iglesia se convirtió en una atracción turística notable en las próximas décadas. En 2005, la estructura se cerró a los visitantes, ya que se sometió a una fuerte restauración, siendo abierta como museo por el gobierno turco un año después.

(Fuente Wikipedia)

Lago Van

Lago Van

La importancia esta iglesia proviene de la amplia gama de tallas en bajorrelieve, de escenas mayormente bíblicas que adornan sus paredes externas. En la imagen siguiente se puede observar un bajorelieve con las imágenes de David y Goliath.

Lago Van

El entorno es inigualable. La silueta de la iglesia se ve difuminada en el horizonte azul del cielo. A medida que nos acercamos, el navegar pausado del ferry corta las aguas del lago Van. Entonces toman forma los detalles de la fachada y de los ventanales, y se abre ante nuestros ojos un lugar idílico donde se respira una serenidad que nos deja adormecidos en medio de tanta belleza.

Además la ciudad es tranquila y con un centro peatonal que invita al paseo. Sin duda, esta ha sido una visita muy recomendable.

Van: la antigua civilización de Urartu y la iglesia armenia de Akdamar
Ayudanos a mejorar, valora la entrada!

Entradas relacionadas

Deja un comentario

1 + diecinueve =